Reivindicar o morir

267

No existe una fórmula mágica para que un partido político tenga éxito. A lo largo de la historia todos y cada uno de los partidos que han logrado permanecer en el ideario mexicano lo han hecho bajo maneras y procedimientos distintos, algunos más exitosos que otros, pero que de alguna u otra manera los ha mantenido ahí.

 

El caso del PAN es muy particular, su creación no se da en medio de la lucha por el poder, sino que se logra gracias a la visión de un ilustre mexicano que entendía que, la construcción de un México mejor no podía darse en medio de guerrillas y disputas por la silla presidencial, sino que era necesaria la construcción de instituciones que permanecieran a lo largo del tiempo y a pesar de las personas que en determinado momento ostentaban el poder.

Poco a poco el PAN fue ganando posiciones de poder con el tiempo, instituyéndose como el segundo partido más grande de México y la principal oposición del país, hasta que en el año 2000 logramos ganar la Presidencia de la República y por primera vez en la historia sacar al PRI del gobierno. Fue desde ese momento, que muchas personas fueron adentrándose al partido con el único interés de beneficiarse personalmente, empezando a tergiversar los anhelos históricos del PAN y de nuestros fundadores en 1939.

En Colima, históricamente Acción Nacional ha sido el partido opositor por excelencia, y el único que ha estado a muy poco de lograr derrotar al PRI en la elección a gobernador, fue así con el Ing. Enrique Michel en 1997, con Leoncio Morán en 2005 y con Jorge Luis Preciado en 2015, éste último perdiendo por una diferencia de 500 votos en una controvertida jornada electoral.

Esta cercanía al triunfo no era coincidencia, sino que se desprendía de la preocupación del partido por ganar legitimidad y la confianza de la gente, impulsando perfiles honestos y bien vistos por los colimenses, fue así como panistas como el Ing. Enrique Michel, la C.P. Martha Sosa, el Ing. Víctor Torres, Don Jesús Dueñas Llerenas, el Dr. Salvador Becerra, don Elías Martínez, Felipe Cruz, Remedios Olivera, incluso perfiles más jóvenes como lo son Esmeralda Cárdenas, Yulenny Cortés o el propio Leoncio Morán, resultaron victoriosos en contiendas que en tiempos anteriores resultaban imposibles de imaginar.

El PAN logró hacerse de un apoyo popular que todavía alcanzo a traducirse en votos en la elección a gobernador en 2015, donde Acción Nacional a pesar de que, internamente las cosas no estaban bien, después de una campaña perfecta, Jorge Luis Preciado se quedó a prácticamente 500 votos de ganar la gubernatura y logró generar una ola de triunfos en la mayoría de distritos locales y municipios de Colima. A pesar de lo anterior, el sueño duró muy poco, en 2018 el PAN perdió la mayoría de espacios que se ganó en 2015 y se posicionó por debajo del PRI en cantidad de votos obtenidos en dicha elección.

La realidad es que los malos resultados tienen nombre y apellido, y no solamente son responsabilidad de actores locales, sino también nacionales que propiciaron una disputa frontal y sin pudor en muchos estados de la República. Empero, esto no es justificación, el primer paso para reivindicarnos con los colimenses es aceptar los errores, partiendo desde los cometidos desde dentro y solicitando el perdón sincero a quienes dañamos por nuestras actitudes.

Es sumamente importante recuperar el sentido democrático del PAN, dejar de lado los acuerdos en lo oscuro en los que únicamente 2 o 3 personas toman las decisiones y acuerdan quien sí y quien no, esto ha dañado muchísimo a nuestra institución, y ha generado que personas que no practican la doctrina del PAN ocupen cargos públicos en los que solo se benefician personalmente, lastimando gravemente la imagen de nuestro partido.

Es necesario reconciliarnos entre nosotros, entender que la unidad solamente se entiende en la justicia y que las simulaciones podrán proyectar pero que electoralmente no son efectivas, sino todo lo contrario. No podemos permitir que personas honestas y con reconocimiento público sigan renunciando al PAN.

Retomar el diálogo con la militancia es otra de las profundas necesidades que tenemos. Es bastante común encontrar panistas en la calle que dejaron de aportar su esfuerzo y su voluntad a los proyectos del partido porque únicamente les hablamos cuando necesitamos que nos ayuden en la campaña, pero no los tomamos en cuenta para otra cosa más. El PAN tiene que abrirse de nuevo a la ciudadanía, recordemos que don Manuel Gómez Morín tuvo una gran idea que no se hubiera realizado si no la hubiera compartido con otros ilustres mexicanos.

Y uno de los puntos más importantes para que el PAN tenga éxito en la elección del 2021 es renovarse completamente, y no solo me refiero a los procesos internos, a las prácticas electorales, o a las banderas que tomaremos como estandarte, sino también a los perfiles que impulsaremos en la próxima elección. Ahora más que nunca necesitamos sorprender tanto a la ciudadanía como a nuestros adversarios, por lo que es necesario que desde ahora, la dirigencia estatal como las municipales inicien la búsqueda de perfiles que puedan impulsar y posicionar. Siendo aún más importante el impulso a los jóvenes, pues el partido requiere con urgencia un relevo generacional que nos otorgue a los jóvenes la posibilidad de contender, de dar un nuevo rostro al partido y de ocupar los espacios directivos del partido, no solo para triunfar en la siguiente elección sino para retomar el rumbo en los tiempos venideros.

Estamos a tiempo de retomar el rumbo, lo único que se necesita es comprensión, generosidad y un poco del espíritu panista que nos heredaron nuestros fundadores. Es en su memoria y es por México.

Comentarios

avatar
Mejor conocido como "Benji", es un joven de 25 años de edad, egresado de la Licenciatura en Derecho por la Universidad de Colima. Miembro del Partido Acción Nacional con 9 años de participación activa. Fue Coordinador Estatal de Nueva Generación del PAN, Coordinador General de la SEAJ Colima, así como Secretario Estatal de Acción Juvenil. Se ha desempeñado como Director Administrativo de Seguridad Pública en Villa de Álvarez y colaborador del DIF Municipal de Cuauhtémoc. Ha sido columnista de los portales informativos en línea como E1DebateColima y Quadratin Colima. Actualmente se desempeña como Oficial del Registro Civil en el Estado de Chihuahua a invitación del Gobernador Javier Corral, así como Consejero Estatal del PAN en Colima.