Cannabis: camino a la legalización

420

Este año 2020 nos trae diversas propuestas legislativas de real importancia para la cultura legal mexicana, entre ellas la más próxima “legalización de la marihuana”.

Ya con la Ley para la Regulación de la Cannabis, cuyo anteproyecto fue elaborado por las Comisiones Unidas de Justicia, Salud y Estudios Legislativo, con apoyo de la de Seguridad Pública, se propone la despenalización de la marihuana en su producción y uso, aumentando de 5 a 28 grados la cantidad mínima de posesión del estupefaciente.

Resulta complicado tratar este tema, ya que existen muchos prejuicios acerca de lo que es en realidad la marihuana o cannabis, los usos, beneficios y perjuicios de su consumo.

Pero, ¿cuándo comenzaron los prejuicios y la llamada “satanización” de esta planta?

La marihuana ha estado presente en diversas etapas de la historia de México, desde tiempos de los aztecas, quienes la utilizaban para fines medicinales, pasando por la época de la Revolución Mexicana y hasta en la actualidad, sin embargo, no estaba prohibida anteriormente hasta antes de 1940, en virtud del surgimiento de una corriente internacional sobre la «cultura de la prohibición».

Hasta antes de esta fecha, la legislación de nuestro país no había regulado la cannabis como una sustancia prohibida, no obstante, el Código Penal Federal del año 1871 consideraba la prohibición de sustancias nocivas para la salud o productos químicos sin que se especificara qué tipo de sustancias, solo se refería de manera genérica el alcohol, el opio, la morfina, y de manera posterior como “sustancias peligrosas” la cocaína y la marihuana.

Al paso de los años y sin regularizarse la marihuana como una sustancia prohibida en las leyes mexicanas, las relaciones internacionales y la presión que Estados Unidos ejercía en México, empezaba a fortalecerse y fue entonces que EUA prohibió en su país la marihuana en el año de 1937, siendo así, posteriormente México la incluyó en sus sustancias prohibidas, entrando completamente a una política de prohibición.

Somos varias generaciones que hemos crecimos con esa educación prohibicionista y con prejuicios hacia lo que es la marihuana, pero desde el gobierno de Enrique Peña Nieto se comenzó a tocar temas sociales y gubernamentales sobre una cultura proteccionista de los derechos humanos, y en virtud de la reforma al artículo 1° de nuestra Carta Magna, es que comienzan a surgir diversas reformas a las normas y criterios judiciales por parte de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Fue entonces que el 4 de noviembre de 2015, la Suprema Corte emitió la primera sentencia de amparo en la que se otorgó para efectos del uso recreativo o lúdico de marihuana, en la que se evoca el derecho al libre desarrollo de la personalidad, misma prerrogativa que deriva del derecho a la dignidad humana, prevista en el artículo 1° constitucional.

Lo anterior, marcó un parteaguas generando la emisión de sentencias que tuvieron efectos en declarar de inconstitucionales los artículos 235, 237, 245, 247 y 248 de la Ley General de Salud, estableciendo que la Secretaría de Salud podía emitir autorizaciones para el consumo personal de cannabis.

Siendo así, la prohibición absoluta del consumo de la marihuana resulta inconstitucional y violatorio al derecho del desarrollo de la libre personalidad.

Debemos destacar que el pasado 19 de junio de 2017, mediante emisión del Diario Oficial de la Federación, se publicó la modificación en la Ley General de Salud para el uso de Tetrahidrocannbinol para uso terapéutico, con medicamentos que contengan una cantidad menor de 1% de THC, asimismo, de acuerdo a la tabla de pesos contemplada en el artículo 479 de la Ley General de Salud, se prevé la posesión de 5 gramos para consumo personal, misma cantidad que con el proyecto de la Ley para la Regulación de la Cannabis, se pretende aumentar a 28 gramos.

El proyecto de la ley en comento, aún no se avala en su totalidad, puesto que los pasos legislativos previstos en la Constitución deben de agostarse.

No hay que perder de vista que el objetivo de la regulación del uso de cannabis no es fomentar su consumo, sino normar y tener un control a nivel del sector salud, así como, de fondo, combatir el narcotráfico en nuestro país.

Les comparto la liga donde pueden encontrar el proyecto de la Ley para la Regulación de la Cannabis: https://infosen.senado.gob.mx/sgsp/gaceta/64/1/2018-11-06-1/assets/documentos/Inic_Morena_LC.pdf 

Comentarios

avatar
Abogada. Me he desempeñado como servidora pública en la administración pública federal y estatal, actualmente laboro en la Secretaría de Economía. Cuento con un videoblog para incentivar la cultura legal en la sociedad mexicana. He participado en diversos proyectos sociales, actualmente en Salvando Vidas Colima como prevención al suicidio.