‘No me quedé con recursos indebidos’, insiste Mario en el Congreso

785
Imagen: Líneas Delgadas

El exgobernador de Colima, Mario Anguiano Moreno, reapareció públicamente este medio día en el Congreso del Estado para ratificar los juicios políticos y de responsabilidad administrativa contra ex funcionarios del gobierno interino encabezado por Ramón Pérez Díaz.

Para Anguiano Moreno, los responsables del uso “incorrecto” del crédito de 638 millones de pesos fueron Pérez Díaz, el secretario general de Gobierno Arnoldo Ochoa González y el secretario de Finanzas Carlos Arturo Noriega.

Un mes antes de dejar el cargo, el Congreso del Estado autorizó a Anguiano Moreno la contratación de la deuda a largo plazo para pagar un crédito de corto plazo. Sin embargo, fue el gobernador interino Ramón Pérez Díaz quien hizo la contratación hasta el mes de diciembre.

En julio del año pasado, el Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización Gubernamental (Osafig) detectó que Anguiano Moreno no invirtió el crédito de corto plazo en infraestructura pública productiva sino que lo utilizó para gasto corriente como el pago de nóminas, materiales, suministros y otras transferencias.

“Decían que nos habíamos robado dinero. Ahora que el Osafig dice que debemos regresar 638 millones de pesos de un crédito, queda claro que no hubo un desvío de ese recurso, es un recurso que va un crédito de corto plazo, se hicieron apegados a derecho.

“No hay ninguna duda, no hay preocupación. Se viene demostrado que no hay desvío o que yo me haya quedado con recursos indebidos”, declaró.

“No tengo propiedades ni tampoco tengo cuentas en el extranjero”, abundó.

Anguiano aseguró no teme a ser perseguido por la justicia como los exgobernadores Javier Duarte (Veracruz) y Roberto Borge (Quintana Roo) porque “ustedes pueden ver la diferencia entre las acciones contra ellos y las acciones contra nosotros”.

En relación a las denuncias penales en su contra, informó que hasta hoy no lo sido citado a declarar a la Procuraduría General de Justicia del Estado.

Respecto al déficit financiero por 1 mil 800 millones de pesos que dejó en Colima, Anguiano aseguró que es un tema que “se viene arrastrando” desde el sexenio de Silverio Cavazos y que “no se ha podido regularizar”.

Asimismo, en cuanto al crecimiento de la violencia en Colima, refirió que “es complicado”.

“Yo espero que se pueda llegar a normalizar y que Colima tenga los niveles de seguridad que merece, que la gente aspira y que el mismo gobernador había ofrecido”, expresó.

Negó que durante su gobierno se hubieran maquillado las cifras de incidencia delictiva como lo acusó el exprocurador Felipe Muñoz Vázquez porque las cifras también las registran las dependencias federales.

“Si se pudieran maquillar, ahorita se estarían maquilando, no se podía antes antes y no se puede ahora”.

Finalmente, afirmó que aunque tiene personal de seguridad asignado, durante “la mayor parte de la actividad que yo realizo cotidianamente no traemos elementos de seguridad”.

Anguiano Moreno estuvo acompañado por el expresidente estatal del PRI Francisco Ánzar Herrera y el exdiputado José Verduzco Moreno.

Comentarios