Los últimos guardianes del peyote de Aguascalientes

569

El análisis metafórico de las estudiantes de la Licenciatura en Comunicación Organizacional de la UAA, nos acerca a la cosmovisión de los huicholes y cómo se integra en nuestro Estado.

A través de una investigación realizada por Viri Carrión y Selene Porras se nos muestra cómo los símbolos de la cultura huichola permanecen y se modifican con su migración al estado de Aguascalientes, dando lugar al fenómeno de “transculturización” tal como lo definió el antropólogo cubano Fernando Ortiz.

“Hemos elegido la metodología del análisis metafórico porque los huicholes plasman su cosmovisión a través del arte, tanto en los textiles como en la elaboración de chaquira,  de esta manera, nos era más fácil analizar las modificaciones de la misma, su transculturización, a través de dibujos en vez de realizar una entrevista formal, lo cual además suponía una barrera añadida por el idioma”, comentó Selene Porras en entrevista privada.

Y es que las estudiantes han utilizado los dibujos y esta novedosa metodología, que ya desarrollaría Gerardo Zalpa y plasmaría en artículos como “El análisis metafórico. Una herramienta para los estudios culturales”, publicado por la Universidad de Colima, para analizar cómo viven los últimos guardines del peyote en nuestro estado.

Hikuris, venados, Calihueis, ojos de dios y alguna Kitty son los símbolos que vemos en los dibujos que realizaron los huicholes en el trabajo de campo realizado en Casa Mais, un albergue para migrantes huicholes que han sido desplazados de su lugar de origen.

Las estudiantes preguntan a Armando, de 44 años, acerca de un tambor que ha plasmado en su dibujo, en seguida les platica “es la fiesta del tambor, es parte de nuestra tradición de nuestra cultura, es para recibir nuestra madre maíz en la sierra donde vivimos. A un lado está el calihuei (la casa) está el mensajero de nuestro hermano mayor (los venados)”.  María Luisa de 5 años años ha dibujado una Kitty,  dice “he dibujado a Kitty porque me gusta”, arriba dibuja un ojo de dios, pero dice que “no sabe lo que significa” Selene quiere seguir hablando con ella pero llegan los miembros de una escuela que van a dar regalos a los niños, como mochilas y blusas en las que podemos ver representada la gatita de la compañía japonesa Sanrio.

Así viven la transculturización los habitantes de Casa Mais en Aguascalientes. Entre el venado y Kitty.  Y es que como comentó en entrevista María del Carmen Woutto, directora de Casa Mais, “Uno de los grandes obstáculos del país es la ignorancia de las culturas mexicanas, la barrera de invisibilidad hacia los pueblos indígenas, no sólo los aísla sino que los restringe en oportunidades,(…) Quisiéramos que ellos tuvieran igualdad de oportunidades (…) hay un proceso de aculturación que podría enriquecerse sin olvidar lo propio; si toda la gente estaría bien informada, haciendo visible lo que es tuyo, preservamos la cultura”. Y esa es la labor de Casa Mais, dar una igualdad de oportunidades a las personas desplazadas y ayudarles a preservar su cultura integrándose en nuestro estado.

Esto último es el objeto de estudio de las alumnas de la UAA: Cómo se ha dado el fenómeno de transculturización de la comunidad huichola en nuestro estado. El caso de Armando y María Luisa son solo dos ejemplos, de la muestra de 9 habitantes de diferentes edades y géneros analizados en la investigación, pero con ellos basta y se nos invita a la reflexión para ver en qué medida miramos, respetamos y ayudamos a preservar las distintas culturas que habitan nuestra ciudad, nuestro estado y nuestra República.

“Con esta investigación hemos querido mirar desde sus propios ojos la diversidad cultural que convive en nuestra ciudad, para hacernos más sensibles, más diversos y más humanos” concluyó Viri Carrión.

Casa Mais está en la Calle Hornedo #450, en el centro de Aguascalientes, sigamos mirando, sigamos caminando tras las huellas del venado.

Comentarios