Registra Colima cinco casos de transfobia

934
Imagen: Archivo

banner dona

Durante el año 2016 en Colima han ocurrido cinco casos de transfobia, de los cuales tres han sido registrados como quejas en la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Colima (CDHEC).

En entrevista con Perriodismo, el presidente de la CDHEC, Sabino Hermilio Flores Arias, señaló que dos quejas fueron interpuestas por dos mujeres transexuales que manifestaron haber sido detenidas “arbitrariamente” mientras se encontraban en un jardín de la ciudad.

“Estas personas de la diversidad sexual alegaban que se les había detenido arbitrariamente cuando se encontraban en un parque de la ciudad y sin más, les privaron de su libertad y les estaban restringiendo su libre desplazamiento y su derecho a vestir o a asumir una identidad sexual conforme a su albedrío”, refirió.

Flores Arias explicó que en estas dos quejas el organismo de derechos humanos realizó la mediación entre la parte afectada y la acusada logrando la conciliación de ambas.

La tercera queja que continúa en curso es la interpuesta en septiembre por Regina, estudiante transgénero de 17 años de edad que fue expulsada de una preparatoria en la comunidad de Coalatilla, en  Armería, por vestir de forma femenina.

Después de interponer la queja, la joven fue readmitida en el plantel. Sin embargo el 13 de octubre alumnos y padres de familia de la preparatoria se manifestaron frente a la Presidencia Municipal para exigir que Regina no utilizara el baño de mujeres.

Flores Arias dijo que ese día asistió personalmente a la preparatoria para escuchar las inconformidades de los padres de familia, con los que llegó al acuerdo de que reanudaran las clases, ya que en protesta tenían también tomado el acceso del centro educativo impidiendo el acceso.

“Esta persona que presentó la queja acudió el día siguiente a clases con normalidad, vestido como se sentía cómodo que era de mujer y manifestó, al siguiente lunes que compareció a esta oficina a conocer el resultado del informe de la visita, que estaba contando con el apoyo y respaldo de la planta administrativa y docente y la mayoría de los alumnos”.

A decir del ombudsman, en su plática con la directora del plantel —a quien Regina acusó de “humillarla”— le planteó la necesidad de mantener una visión de respeto, igualdad y libre de prejuicios con las personas de la diversidad sexual.

Asimismo, indicó que debido a este caso la dependencia a su cargo recibió copia de un oficio que el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) hizo llegar al secretario de Educación en Colima, Óscar Hernández Rosas en donde le señalan el deber que tiene de hacer respetar los derechos de las personas de la diversidad sexual en las escuelas.

El documento habla de “los estándares a que debemos sujetarnos en el tratamiento de personas de la diversidad sexual (…) En torno a los derechos que tiene a autodeterminarse en cuanto al desarrollo de su personalidad, la identidad sexual que desea y que debe de solventársele dicho derecho”, precisó.

Flores Arias explicó que ese oficio ya se encuentra en el expediente para tomarlo en cuenta en las conclusiones finales de la queja, al momento de desahogar todos los elementos y emitir una determinación en el caso de Regina.

Finalmente, el ombudsman consideró que es importante el seguimiento de este tipo de quejas para en caso de repetirse la situación en algún plantel tener “fijada la normatividad y las acciones que se deban atender cuando sucede algo de este tipo”.

Otro caso de discriminación fue el de Gaby Gudiño, quien en noviembre pasado acusó a través de redes sociales que personal del bar La Dolores le prohibió el acceso al lugar.

“La verdad es que no puedes pasar, personas como tú no pueden pasar por aquí”, es lo que presuntamente dijo el guardia de seguridad a Gudiño, la cual aseguró no fue la falta de espacio o de una reservación la razón por la que se le negó el acceso.

En respuesta a lo anterior, a través de un comunicado de prensa publicado en su página de Facebook, el bar La Dolores afirmó que esa noche la capacidad del establecimiento estaba en “su límite” por lo que por razones de protección civil no podían ingresar más personas.

“(La Dolores) se mantiene en un margen de respeto y tolerancia de la diversidad en todas sus formas y tipos como una empresa incluyente, en la salvaguarda de las disposiciones legales, la moral, las buenas costumbres y los convencionalismos sociales (…) La Dolores ofrece una disculpa pública a todos nuestros clientes por esta situación, en particular, a nuestra amiga Gaby Gudiño”, puntualizaron.

En julio, Yerania Deniz denunció públicamente haber sido víctima de discriminación por su identidad de género en la Unidad Deportiva Morelos ya que Beatriz Márquez, una trabajadora del lugar, le prohibió la entrada al baño de mujeres.

“Tus rasgos, tu voz y tu cuerpo es de hombre y ya hemos recibido varias quejas de muchachas que tú te metes al baño y ellas se incomodan (…) No quiero que ingreses al baño, porque le molesta a las muchachas que usted entre al baño”, argumentó Márquez.

Días después, el director del Instituto Colimense del Deporte, Fernando Mendoza Padilla, informó mediante un comunicado que la trabajadora de la Unidad Deportiva Morelos ofreció una disculpa a Yerania.

Comentarios