PRI-PAN desechan iniciativa de Peña sobre matrimonio igualitario

375

Con 8 votos a favor, 19 en contra y una abstención, la Comisión de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados rechazó la iniciativa del Presidente Enrique Peña Nieto  que establecía reconocer el derecho al matrimonio igualitario en la Constitución.

Durante la sesión del miércoles 9 noviembre, diputados de las bancadas de Morena, PRD y un grupo de priistas votaron a favor del dictamen, sin embargo legisladores del PAN, Partido Verde, Encuentro Social, Nueva Alianza y otro grupo del PRI se opusieron, argumentando que legislar en  materia civil corresponde a cada entidad federativa y podría entrar en conflicto con su autonomía.

La bancada de Movimiento Ciudadano se abstuvo de votar ya que su bancada estaba dividida, “por lo que de esta forma se respetaba la opinión de cada uno de sus miembros”.

Entre las posturas a favor estuvo la del diputado perredista Guadalupe Acosta Naranjo, quien lamentó que se diera marcha atrás a una reforma que podría considerarse como progresista.

“El de familia no es un concepto de la religión católica, es universal y cada persona tiene derecho a construirla como decida (…) ¿De qué lugar estamos, en los de ampliación, protección y reconocimiento de los derechos, o de quienes legislan por cálculo político electoral?”, cuestionó.

La diputada Patricia Elena Aceves Pastrana, de Morena, señaló que la Constitución es clara al establecer que todos los mexicanos tienen los mismos derechos y reprochó que “aquí se quiera desconocer esta garantía por fanatismo religioso”.

Por su parte, el legislador priista Benjamín Medrano Quezada, declaró que no podía estar en contra de un dictamen por el que la comunidad gay ha luchado. “votaré en pro del dictamen porque va a favor de mi dignidad como ser humano, como homosexual y como diputado federal”, sostuvo.

Cándido Ochoa Rojas, del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) voto en contra argumentando que el dictamen presenta contradicciones frente a la Constitución General  y que  la unión de las personas es un apartado regulado en los códigos civiles estatales.

El panista Javier Antonio Neblina coincidió con Ochoa Rojas al exponer que son los Congresos locales a quienes les compete hacer reformas a sus códigos civiles, por lo que consideró innecesaria una modificación a la Carta Magna para regular el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Martha Sofía Tamayo, del PRI, indicó que su partido no buscaba dar marcha atrás a los derechos de los mexicanos independientemente de su preferencia, pero “también queremos que exista una postura de parte de este Congreso, que de forma responsable pueda emitir una conciliación entre los grupos de mexicanos actualmente enfrentados por este tema”.

Al ser votado en contra por la mayoría y conforme al artículo 82 del Reglamento de la Cámara de Diputados, el dictamen se consideró como total y definitivamente concluido.

Comentarios