Prohíben a alumnos venta de alimentos en la Universidad por “competencia desleal”

32314

La maestra Claudia Gabriela Camacho Andrade criticó a Héctor Magaña Lara, presidente de la Federación de Estudiantes Colimenses (FEC), porque prohibió a los estudiantes vender alimentos en el campus Villa de Álvarez de la Universidad de Colima por representar una “competencia desleal” con los concesionarios de las cafeterías.

A través de su cuenta de Facebook, la profesora lamentó que lejos de escuchar las demandas de los estudiantes, Magaña acudió con ellos en “calidad de policía” hace aproximadamente un mes.

Afirmó que los estudiantes venden estos productos “por necesidad” con la finalidad de costear los gastos de sus estudios. En ese sentido, el líder estudiantil les ofreció becas pero hasta hoy no se las han entregado.

Al respecto, la maestra consideró que Magaña Lara debe ocuparse por la calidad y los precios de las cafeterías, las cuales “hacen su agosto y son parte de verdaderas mafias”.

A continuación el texto completo elaborado por la maestra:

RETROVISOR
El líder de la FEC… Ni picha, ni cacha ni deja batear

Muy simpático el líder estatal de la Federación de Estudiantes Colimenses, (FEC) Héctor Magaña cuando hace algunas semanas se presentó en una de las facultades de la Universidad de Colima con sede en Villa de Álvarez para hacer la amable petición de que los estudiantes dejen de vender los productos y/o artículos que algunos de ellos ofertan entre sus compañeros.

Claro que como era de esperarse, el argumento de Héctor Magaña, quien ya no es precisamente ni tan joven y tampoco al parecer estudiante de la U de C sino flamante diputado del PRI por Villa de Álvarez, fue que los concesionarios de las cafeterías del campus se habían inconformado por la “competencia desleal” que representan estos jóvenes estudiantes que efectivamente venden productos diversos como jugos, frituras, dulces, fruta, etc.

O sea, el líder “estudiantil” no fue a visitar a los jóvenes que sí estudian para motivar un natural acercamiento de diálogo, de propuestas para sus representados como se supone es parte de sus funciones.

No, fue en calidad de policía a citar a todos los vendedores forajidos en el auditorio de campus para pedirles que dejen de afectar los intereses de los concesionarios de las cafeterías.

En pocas palabras, a que “ya no la chinguen” aunque su actitud fue por demás amable y con las mejores palabras refiriéndose a los chicos como jóvenes emprendedores de gran potencial y muy “creativos”

Magaña puso una cereza a su pastel al ofrecer a los chicos “emprendedores” una beca económica para evitarles su “creativa” venta.

La mayoría estuvo de acuerdo pero las becas nunca llegaron y el teatro acabó en un simulado permiso moral de la FEC para que los jóvenes sigan vendiendo sus productos y no hacer caso a la molestia de los concesionarios, que dicho sea de paso, tiene una parte de razón.

El diputado del PRI tiene según demuestra, un a total confusión respecto a su papel como líder estudiantil y es necesario; quizá, precisar algunas cosas.

1. Los jóvenes estudiantes venden por necesidad, muchos se costean la carrera de esa forma, de lo contrario truncarían sus aspiraciones.

2. Como “líder” de los estudiantes universitarios nada tiene que hacer en calidad de policía mediador en el asunto de los concesionarios de las cafeterías en los campus de la U de C.

3. Como líder de los estudiantes debiera preocuparse y ocuparse porque en las cafeterías se ofrezcan productos de calidad y a precios justos a los jóvenes que en su mayoría se quejan del desempeño de los concesionarios, muchos de los cuales hacen su agosto y son parte de verdaderas mafias.

4. Y finalmente, como líder estudiantil debiera gestionar verdaderas becas que en realidad cumplan el propósito de apoyar a los cientos de jóvenes que se aferran a una posibilidad que sus propias circunstancias les niegan.

Comentarios