Protestan contra asesinatos de mujeres y transgéneros

679

banner donaEn memoria de las asesinadas y de las desaparecidas, hombres y mujeres marcharon hacia la Feria de Todos los Santos para mostrar su rechazo al incremento de feminicidios y transfeminicidos en el país.

Integrantes de la comunidad LGBTTTI y otros ciudadanos se congregaron al exterior del Lienzo Charro y, después de pintar sus rostros de Catrinas, salieron con rumbo a las instalaciones de la Feria.

“No, no, no me da la gana ser una mujer sumisa y abnegada.  Sí, sí, sí me da la gana ser una mujer consciente y liberada” y “Mi vida, mi cuerpo y mi sexualidad, no se arrodillan ante el sistema patriarcal” fueron algunas de las consignas que coreó el contingente.

Al arribar, los manifestantes realizaron un recorrido por los módulos de la Feria donde las reacciones de los asistentes a la festividad fueron diversas.

Algunos se tomaron el tiempo para leer los mensajes de las lonas que portaba el contingente, a otros les parecería motivo de burla, y hubo a quienes les fue completamente indiferente y continuaron su camino comiendo caña o gorditas de nata.

Posterior al recorrido por los módulos, los manifestantes volvieron a la entrada de la Feria donde ya se encontraba dibujado en el piso el contorno del mapa de México y dentro de él algunas veladoras. Letreros con mensajes como “Me mató tu machismo” y “Más de 300 transfeminicidios” adornaron el piso.

Cinco mujeres hincadas y con La Catrina rondándolas comenzaron con un performance.

Una joven con falda escolar interpretó a una estudiante que aseguró no ser una pieza a la cual pulir para ser usada por el sistema.

“No nací para ser enseñada a jugar con muñecas y después tener que dejarlas para recibir el santo falo del sacerdote de la esquina”, dijo la joven.

Otra mujer, que bien podría ser una secretaria o ejecutiva, aseveró: “soy más que una falda corta que ha ganado un ascenso por sentarse en las piernas del jefe”.

Alessa, una trabajadora sexual de 27 años de edad asesinada por ser transexual alzó la voz. “Soy más que otro puto vestido de vieja que no quiere salir de la zona”, expresó.

“Como mujeres, nosotros decidimos cómo vestir, cómo pensar, qué decidir o cómo amar” gritaron dos mujeres tomadas de la mano.

Finalmente, Grecia Navarro leyó un pronunciamiento en el que manifestó que es importante salir a las calles en memoria de las compañeras asesinadas, acosadas, violentadas y desaparecidas “que extrañamos, esperamos o seguimos buscando”.

– “Má’, ¿qué es feminicidio?”, preguntó una niña que se detuvo a observar la escena y leyó la palabra en uno de los carteles.

– “Ay, hija, no sé. Camínale”, respondió la madre.

Comentarios