Rompiendo paradigmas

892

Hoy aprendí que la relación con los otros, con los diferentes, se sustenta en la ética de la hospitalidad, donde la idea es encontrar al otro y conocerlo y al conocerlo, lnventarlo y dejar que el otro nos invente. Porque el otro, también nos mira, es un interlocutor válido, que usa un lenguaje que debemos aprender el cual es fundamental en la relación, porque es con el lenguaje como construimos el vínculo.

El vínculo es prioritario en la relación. Implica dar tiempo a la relación. Significa darnos tiempo para darnos en la relación. para que cada relación sea una historia única, un ejercicio ético y pedagógico que se construye con la caricia. En la relación con el otro, la idea es tocar y dejarnos tocar, que implica interpelar al otro. La relación, como espacio de acogida, es hospitalaria, es nutridora y es audaz. Implica un viaje incierto pero que vale la pena vivirlo, experimentarlo, sentirlo, contarlo y recrearlo, con empatía, experimentando la vivencia del otro pero sin confundirlo con él, donde el tacto no es necesariamente físico, pero sugiere un modo de acercarnos al otro de un modo especial, reconociendo que es único, con respeto, paciencia y contención. desde una ética de la proximidad, donde el tacto imprime lo que somos y lo que aportamos a los otros en una relación, experimentando la capacidad de comunicarnos con el otro con el cuerpo, usando la delicadeza, que no es otra cosa que tratar al otro con los cinco sentidos.

Hablo de la necesidad de crear vínculos con las personas que atendemos desde el trabajo social, desde una relación con el otro, donde, si bien partimos de un conocimiento teórico y meteorológico sólido, al final, frente al otro (quién es aquel que va a nosotras para plantear su experiencia de vida, convertida en necesidad que debe ser resuelta), solo quedamos nosotras, con nuestra capacidad de sentir, de pensar, de darnos a los otros en esa relación profesional, usando el tacto como el medio más efectivo para crear el vínculo de la atención profesional, que no es otra cosa que pensar el trabajo social como acción, renunciando al control del otro, renunciando a lo previsto, a lo programado, sin olvidar el camino metodológico del vínculo como el necesario camino creativo para provocar experiencias sanadoras en el otro, en el diferente, en el que acude a la atención, desde su experiencia, buscando respuestas a sus necesidades concretas, donde la tarea de trabajo social implica mirar la experiencia del otro, como aquello que lo pasa, lo traspasa y lo conforma, que lo hace un ser único con quién se establece una comunicación que nos abre como profesionales a lo imprevisto, desde una acción,

Silvia Navarro Pedreño llama a esto acción poética, la que altera el orden de las cosas, de donde se hace un relato de las cosas que conforman la experiencia y del cual se tiene la obligación de compartirlo, no solo como profesionales sino como personas que somos, siendo artesanos de los vínculos, que van mas allá de las personas, donde el relato de lo que pasa a los otros, se narra como experiencia que construye, como historias compartidas, donde el vínculo entre la trabajadora social y las personas se constituye, dice Silvia, en un murmullo, como el del río que fluye, como el de las hojas que se mecen con el viento, como el que hacen los estorninos al volar. La invitación es para crear vínculos. Para establecer relaciones profesionales nutridoras, que desde la experiencia de los otros permita construir historias, tiempo y espacios de los otros, nuestros, de todos. Espacios de experiencia compartida que hagan crecer el tejido social y lo mejoren. Un trabajo social para fortalecer personas, familias, grupos. Un trabajo social que mire a la gente de frente, desde la experiencia de ellos mismos, mirando su vida con solidaridad y buscando soluciones.

(Silvia Navarro Pedreño: Sobre el tacto en el contacto, :por un saber de la caricia en Trabajo Social. España, País Vasco, 26 de octubre de 2016. Tercer congreso internacional de Trabajo Social: Trabajo Social: arte para generar vínculos.)

Comentarios