Designan a ex abogado de Nacho como magistrado electoral

1134

El Senado de la República aprobó el nombramiento de José Luis Vargas Valdez, ex abogado del Gobernador de Colima Ignacio Peralta Sánchez, como magistrado de la Sala Superior del Tribunal Electoral de Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

El año pasado, Vargas Valdez fue el abogado encargado de defender el triunfo de Peralta Sánchez en la elección ordinaria a Gobernador, la cual fue anulada en octubre por cuatro votos a favor de los magistrados del TEPJF.

Vargas Valdez durará en su cargo tres años y rendirá protesta el próximo 4 de noviembre. Será uno de los siete magistrados que calificará las elección presidencial de 2018, así como la del Congreso de la Unión y 30 comicios locales.

La designación de los siete magistrados fue una negociación entre el PRI, PAN y PRD. Al primero le correspondieron tres, al segundo dos y al tercero uno, mientras que la séptima magistrada fue elegida por consenso.

Además de Vargas Valdez, también fue electo Indalfer Infante Gonzales (impulsado por PRD) para un periodo de tres años.

Felipe Alfredo Fuentes Barrera (cercano a Humberto Castillejos, consejero jurídico de Presidencia) y Reyes Rodríguez Mondragón (colaborador del senador del PAN Roberto Gil) fungirán por un periodo de seis años.

Mónica Aralí Soto Fregoso (apoyada por el priista Emilio Gamboa), Felipe de la Mata Pizaña (respaldado por el PAN) y Janine Madeline Otálora Malassis (sin vínculos partidistas) por un periodo de nueve años.

Al respecto la senadora Layda Sandores, de Morena, consideró que la designación de los magistrados se dio “bajo el principio general de derecho: de cuotas y cuates”.

“Como diría el Divo de Juárez (Juan Gabriel): ¿Pero qué necesidad? ¿Para qué tanto problema? ¿Para qué tanto mentir, fingir, farsear, votar? Si el botín se dividió en tres, así, sin penas”, reclamó el tribuna.

“¿Cuántos creen que podrán ser imparciales?”, cuestionó.

Agregó que se trata de un proceso fraudulento, ilegal y dañino para el avance democrático, además de que no se conoce con qué criterio se estableció el escalonamiento de cada uno de ellos; “pocos saben en qué sótano, en qué cantina o en qué yate se tomaron las decisiones, pero es claro que el Tribunal quedó cooptado por la partidocracia”.

(Con información de El Universal y La Jornada)

Comentarios