Periodismo bajo censura

283

Periodismo bajo censura: Uso arbitrario de la publicidad oficial y otros temas de comunicación en Colima, es el tercer libro que publica el reportero y corresponsal de Proceso, Pedro Zamora Briseño. El libro fue presentado el lunes en el archivo municipal de Colima. Es un trabajo periodístico de profundidad, que no sólo abarca la denuncia sino que está sustentado en un minucioso trabajo de investigación.

Resalta, principalmente, los datos que recopiló Pedro Zamora en cuanto al gasto de gobierno de Colima en publicidad oficial durante diferentes años, como 2004 al 2009 y del 2010 al 2015, periodos que correspondieron a los gobiernos de Gustavo Vázquez, Silverio Cavazos y Mario Anguiano.

En su trabajo de investigación, Pedro Zamora presenta también un análisis de cómo los gobiernos rebasan los presupuestos aprobados en gasto de comunicación social, principalmente para nutrir una estrategia personalizada de la información gubernamental.

El libro de Pedro es de consulta, pero también sugiere, da puntos de partida para perfeccionar los mecanismos de designación del recurso de publicidad oficial. Eso es bueno, porque genera una propuesta que, sin duda, debe ser escuchada por las autoridades de los tres niveles de gobierno y del legislativo local.

Dos puntos

Bitácora reporteril se publica en Líneas Delgadas, Perriodismo (por cierto, una felicitación a mi amigo Óscar Adrián, quien cumple ya ocho años con este medio digital que nació como blog), El Centinela, ColimaPM, Enfoques y en el Ecos de la Costa, medios que tienen disímiles posturas editoriales; sin embargo, hasta el momento, ninguno ha censurado mi opinión referente a un tema en específico. De igual forma, ninguna autoridad me ha compelido a escribir sobre determinado asunto. Hay respeto por ambos lados. Y es que los gobiernos deben ver en el trabajo crítico del periodismo, bien sustentado y veraz, la oportunidad para perfeccionar su trabajo y optimizar los resultados a favor de la ciudadanía, de la sociedad: a ella nos debemos todos.

Comentarios