¿Quiere no pagar impuestos? Búsquese un amigo

922

¿Lo que usted quiere es no pagar impuestos? Es fácil. Búsquese un amigo. Alguien que esté en el primer nivel de gobierno. Es preferible que sea subsecretario de gobierno. Eso ayuda bastante. Tienen la altura para “soplarle la oreja” al mandatario, al superior, y convencerlo de que lo mejor, para ganar adeptos, es perdonar impuestos, sobre todo a aquellos que con la lana de los otros, cooperan para llevar votos a sus urnas.

Acuérdese que los políticos siempre están buscando votos, así que búsquese un amigo. Uno que necesite todos los votos que usted pueda comprarle con el dinero que le retiene a sus empleados. Acuérdese que, entre amigos, el beneficio es mutuo: usted se gasta la lana en la campaña, él le perdona los impuestos cuando gane. Negocio redondo. El que más gana, ahí, es usted. Por mucho que suelte para la campaña, no se compara con la cantidad de impuestos que dejará de pagar.

¿Quiere retenerle los impuestos a sus trabajadores y quedarse con ellos? ¡hágalo! siempre y cuando tenga un amigo, de esos, de los que ayudan a evadir impuestos y mienten públicamente para que usted pueda limpiarse el trasero con su lengua. De esos que entregan chequesotes de a mentiras, solo para salir en la foto. De esos que mienten delante de todos a diestra y siniestra. ¡Que risa le va a dar verlo salir en público diciendo cuanta mentira se le ocurra para dejar limpio su nombre! el de usted, por supuesto.

Y no se preocupe por los trabajadores que son sus subalternos. La plebe, pues. Ellos no hacen nada. Son tan…buenas gentes, tan vastos, así, con v de vaca, que ellos pagarán los impuestos por usted, porque usted es quién se los retiene. No se preocupe por ellos, también lo alabarán y dirán “¡que listo es!” y soñaran con estar algún día en su lugar para tener esos amigos que usted tiene y hacer exactamente lo mismo.

No se preocupe por los trabajadores ¿que acaso no sabe que los que pagan impuestos son los que menos protestan? También son los que menos tienen, pero eso no importa. Si por eso son trabajadores cautivos. Ni crea que se quejarán ¡No!

Con la cantidad de desempleados en la calle, de mensos se quejan por que usted le retenga mas del 30 % del salario en impuestos, ni siquiera porque no los pague “a mas tardar el 17 de cada mes”, como dice la ley. Esos trabajadores, son los “privilegiados” con el salario mínimo, por lo menos tienen que comer, así que no se quejarán. Son los que alucinan por el mísero aguinaldo de fin de año, son a los que obligan a ahorrar todo el año para al final, regresárselo diciéndoles, “te di un bono” que los trabajadores reciben dando las gracias, a pesar de que ellos mismos lo pagaron. Son los que ahorran toda su vida para que le den un premio cada cinco años, desde los quince y hasta los veinticinco y siguen ahorrando para los “premios” que les van a dar a los demás.

No se preocupe por los medios de comunicación, que por eso, sus amigos están en los mejores lugares, desde donde controlan a cualquier periodista que se quiera salir del guacal y se ponga a publicar tonterías como denuncias y cosas de esas que hacen los “rojillos”.

Si quiere evadir impuestos, no se preocupe por nada. Solo búsquese un amigo y asegúrese de que lo va a encontrar en el mismo lugar, por lo menos los siguientes seis años, porque las amistades cambian en cada sexenio. No pueden durar para siempre, la fidelidad es para los tontos. Los listos, como usted, se buscan buenos amigos que duran seis años.

Comentarios