Aprender del Zika

321

El zika pone a prueba al sector salud durante esta temporada. Es una enfermedad nueva y virulenta por sus síntomas: fiebre, agudo dolor muscular, salpullido con su consecuente comezón, dolor de ojos y puede, en algunos casos, generar problemas hepáticos.

De acuerdo a la estadística, hasta el 20 de septiembre en Colima se registraron 106 casos confirmados de zika. Sin embargo, hay una gran cantidad de personas que son sospechosas de padecer la enfermedad, pues presentan los mismos síntomas.

Por ejemplo, en una clínica privada de la capital del estado, tan sólo en una día acudieron ocho personas con síntomas relacionados al zika. En este tipo de casos, a los pacientes se les aplica un estudio hematológico para contabilizar el número de plaquetas y glóbulos blancos y así determinar su gravedad.

Aunque no hay una medicina específica para curar el zika, hay un tratamiento para atenuar el dolor y la incomodidad de los síntomas de la enfermedad, mientras el sistema inmunológico erradica el virus del organismo.

La autoridad de salud, más allá de contabilizar casos, debe aprender de la experiencia que deja esta enfermedad inédita en el estado de Colima. Debe hacerlo porque aún es un misterio las secuelas que deja en el organismo y su duración.

Dos puntos

Es importante reforzar la campaña de prevención de las enfermedades del dengue, zika y chinkunguya, sobre todo en las escuelas y casas. Sobre todo, hay que responder a las campañas de descacharrización y eliminar los criaderos de mosquitos, tan frecuentes durante este temporal de lluvias.

Comentarios