En defensa de la familia natural: un desfile de ignorantes

12010

banner dona

Dentro de dos días, diversas agrupaciones religiosas, consumarán la marcha que han organizado simultáneamente en aproximadamente 110 ciudades del país y, que según sus declaraciones, tiene por objetivo “defender la familia natural”.

Esta iniciativa surgió como reacción a la iniciativa del presidente Enrique Peña Nieto que promueve el matrimonio igualitario, es decir, que las personas del mismo sexo puedan casarse legalmente (no por la Iglesia).

¿La finalidad real de estas agrupaciones? Evitar que sea aprobada dicha iniciativa y por ende negarle el derecho a los homosexuales a casarse con quien ellos gusten, tal como los heterosexuales lo hacen.

En su discurso, Jaime Cedillo Bolivar, presidente del Frente Nacional por la Familia que surge en Jalisco, critica textualmente que la iniciativa presidencial busca destruir la familia “natural”, es decir, la que ellos defienden y que, según su perspectiva, debe estar conformada por un padre y una madre que procrean hijos.

Deja entendido que cualquier otra agrupación fraternal que no esté conformada por estas figuras no es una familia, mi pregunta más evidente es ¿En cuál cueva vive este hombre? Porque sinceramente su concepto de familia es tan limitado como evidentemente lo es su intelecto.

Estos actos me hacen recordar cuando en la Edad Media los zurdos eran considerados como siervos del demonio y les amarraban las manos para hacerlos diestros, ¿Su pecado? Haber nacido zurdos.

También me viene a la mente como en Malahui, África, a quienes nacen albinos los descuartizan y venden a quienes se dedican a hacer brujería porque los consideran “mágicos” ¿Su pecado? Haber nacido albinos.

O que tal cuando Francia hizo esclavos a los negros ¿Cuál creen que era su pecado? Pues sí, haber nacido negros. ¡Ah! pero no hay que irnos tan lejos. En algunas comunidades de México niñas menores de 15 años (los varones no) han llegado a ser vendidas incluso a adultos mayores. ¿Por qué? Pues porque cometieron el error de haber nacido mujeres.

Pero estas acciones primitivas y llenas de ignorancia alrededor del mundo son solo un pequeño ejemplo de que tan viles pueden ser las mentes cerradas, y hoy en nuestro país, sus energías están puestas en entrometerse en la vida de los homosexuales, esos seres humanos (como cualquier otro) que aun viven hostigados, discriminados o hasta asesinados por el simple hecho de haber nacido homosexuales, y todo porque se ha puesto sobre la mesa la posibilidad de darles el derecho humano (derecho hu-ma-no, no derecho heterosexual), de unirse legalmente con quien ellos desean.

No pretendo entrar en temas de religión porque cada quien tiene el derecho de creer en lo que le haga sentir mejor, pero lo que sí quiero externar es que si en verdad quieren meter a Dios en sus argumentos arcaicos, no se olviden que Dios no es odio, exclusión o desprecio hacia las demás personas por ser como lo dicta su naturaleza.

Es muestra de que hace falta estudiar cuando se dice que la homosexualidad no es natural siendo que actualmente está documentada científicamente en cerca de 1500 especies animales y por favor no olvidemos que los seres humanos pertenecemos al reino animal, porque aunque el antropocentrismo duela, también somos animales.

Por lo que me gustaría pedirle a todos aquellos que están pensando en acudir a esta vergonzosa marcha, que no olviden que México es un país laico y que ante la ley todos somos iguales, con los mismos derechos y obligaciones; mejor enfoquemos nuestras energías en disfrutar la corta vida que tenemos para vivir y dejemos a los demás disfrutar la suya, porque el mundo es infinito en cuanto a gustos se refiere y mientras no dañemos a nadie con los propios, nadie tiene el derecho de juzgar como queremos vivir.

Comentarios