La desconfianza en Cómo Vamos Colima

613

banner dona

La semana pasada, el observatorio ciudadano Cómo Vamos Colima publicó un informe sobre la evaluación que hicieron a los gobiernos municipales. El documento no es malo, ofrece información interesante y útil. Lo que no entiendo es por qué necesitan ocho millones de pesos, pero sobre todo por qué la necedad de quitarle ese dinero al Estado.

Cuando este observatorio irrumpió a media campaña electoral, fue bien recibido por mucha gente. Pero los empresarios que lideran esta organización cometieron un error garrafal; cuando terminó el proceso electoral dejaron de hablar en nombre de la sociedad y empezaron exigir para ellos. Peor aún, pasaron de enfrentar a la clase política a pedirle favores financieros.

Desde sus primeras declaraciones sobre el tema, los voceros y dirigentes de Cómo Vamos expresaron su intención de buscar recursos públicos para operar. Esto seguro despertó la desconfianza de muchas personas. Un observatorio que promueve el buen ejercicio del gasto público no puede salir a pedir un uso casi discrecional de los recursos públicos para ellos.

Después de algunos meses de que el tema se enfriara, las voces públicas de esta organización han salido nuevamente para recordar al congreso, y a la sociedad, que existe una iniciativa de ley en la congeladora mediante la cual pueden obtener financiamiento.

La iniciativa que propuso el gobernador permitiría a los empresarios donar hasta el 5% del Impuesto Sobre la Nómina a organizaciones que coadyuven en la vigilancia, estudio, evaluación y seguimiento de las acciones del gobierno ¿Cuántas asociaciones existen con este objetivo en Colima? La ley parece estar dirigida a Cómo Vamos.

Hace años que en Colima operan diversas organizaciones sociales que evalúan y promueven la calidad de políticas públicas en temas como derechos humanos, medio ambiente o género. Que este tipo de organizaciones se vieran beneficiadas resulta algo deseable, pero parece que el alcance de la iniciativa del gobernador es limitado.

Quizás hasta ahora no había surgido una organización con el ímpetu mediático y político de Cómo Vamos, pero están pidiéndole a la sociedad un cheque en blanco. Hasta ahora es muy poco lo que han producido para saber en qué nos beneficiaría la inversión.

Parece que los principales éxitos de algunos dirigentes de Cómo Vamos son de lobby más que de control social. Por lo pronto lograron eliminar el impuesto a la enseñanza privada, que por cierto, esos también son 8 millones al año.

Comentarios