Critican expertos modelo educativo de Nuño

1708

Luego de que el miércoles pasado el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer, presentara su propuesta de un nuevo modelo educativo, especialistas señalaron que éste carece de metas claras y no se ve “el modelo de escuela del siglo XXI que se pretende construir”.

Etelvina Sandoval, profesora investigadora de la Universidad Pedagógica Nacional aseguró que la propuesta de Nuño es “una suma de enunciados generales, en los que no se expone cómo se pretende llegar a la meta de crear mexicanos libres y con pleno ejercicio de sus derechos, ni deja en claro qué contenidos se llevarán a planes y programas de estudio, y cuáles se dejarán fuera y por qué”.

Calificó como preocupante que se propongan “innovaciones” como la autonomía curricular de las escuelas, pues aunque es un planteamiento conocido, a decir de la investigadora, ahora abre la puerta a la participación de la iniciativa privada en temas como los contenidos obligatorios de la jornada escolar.

“Un porcentaje importante podrá ser aprobado por sectores privados, lo que representa un achicamiento de la responsabilidad del Estado en la definición de los contenidos”.

Por su parte, Ángel Díaz Barriga, profesor del Instituto de Investigaciones sobre la Universidad y la Educación de la UNAM, advirtió que la propuesta podría quedarse sólo en buenas intenciones porque no posee metas concretas.

Agregó que es “indignarte” que el nuevo modelo dé poca importancia a las escuelas normales “pues sólo dice que debe existir sinergia entre éstas y las universidades, pero no queda claro si serán las facultades las que acaben formando a los maestros de primaria”.

Graciela Gutiérrez, profesora de la Benemérita Escuela Nacional de Maestros, consideró que sin la participación de las normales es imposible la consolidación de un nuevo esquema educativo, “porque ninguna reforma puede avanzar si no va de la mano de las instituciones formadoras de profesores”.

Además de lo anterior, los profesores cuestionaron que el plan educativo – presentado en tres documentos que suman  más de 400 cuartillas – se someta a consulta de diversos  actores en sólo un mes.

“Parece imposible o poco serio, pues no sabemos siquiera cómo se organizarán los foros. Es posible que no se trate de foros, sino de encuentros donde cada quien va a decir lo que quiera, aunque no haya leído el proyecto a detalle”, puntualizaron.

(Con información de La Jornada)

Comentarios