Movimientos sociales, vida política y problemas sociales

715

Los movimientos sociales en Colima han cambiado la forma en como la gente de Colima ve los problemas sociales y la forma de enfrentarlos. Estos movimientos, han impactado en la vida política y social del estado. Aunque algunos no han tenido resultados positivos a sus demandas, los movimientos sociales han despertado conciencias y han molestado de alguna manera a la clase en el poder, permitiendo beneficios colectivos y que se verán a largo plazo. Estos movimientos han sido sindicales, estudiantiles, ecológicos.

En el caso de la Huelga de Hambre en la Universidad de Colima , si bien las demandas de los huelguistas no han sido resueltas e incluso, han despedido a algunos profesores que formaron parte del movimiento de huelga, lo cierto es que lo ocurrido con los malos manejos económicos de la institución y específicamente de ciertos funcionarios, ha hecho que se realicen con mas frecuencia procesos de auditoria sobre la universidad, por parte de instancias federales que de manera recurrente, a partir del 2014, acuden a la institución a revisar las cuentas públicas. La Universidad ahora tiene cuentas pendientes con la Auditoría Superior de la Federación que publica anualmente un informe del estado que guardan los programas sociales y las instituciones públicas que reciben recursos financieros del estado y hacer recomendaciones para que transparenten el uso de los recursos. Los profesores despedido han demandado a la institución y sus juicios se encuentran vigentes.

Otro de los asuntos que surgieron de la huelga de hambre fue el SITU: El Sindicato Independiente de Trabajadores Universitarios. Su secretario general y de organización son ex huelguistas, uno de ellos, se encuentra actualmente despedido.

El SITU surge como una respuesta ante las violaciones del contrato colectivo de trabajo en la Universidad de Colima, reflejada en el tema del Fondo Social de Apoyo al Pensionado, en el aumento de la edad de jubilación, en el hostigamiento laboral, a todos los participantes en la Huelga de Hambre, entre otras cosas. el cuestionamiento principal del SITU se da en torno a a ilegalidad de la actual mesa directiva del SUTUC, que fuera el único sindicato que la Universidad tenía. Los integrantes de esa mesa directiva, desde la mirada del SITU, no responden a las necesidades de los trabajadores y han usado al sindicato para satisfacer sus propias necesidades de ejercicio de poder, olvidando las necesidades de sus representados.

El SITU está conformado por trabajadores académicos y administrativos “que creemos en la democracia y el estado de derecho”, dicen. Los principios que mueven a este nuevo sindicato son la necesidad de participar activamente en la defensa de sus derechos laborales y sindicales y buscan la inclusión de más trabajadores universitarios, la democracia sindical y la construcción de ciudadanía participativa. En el SITU hay hombres y mujeres comprometidos con la lucha por los derechos sindicales.

El movimiento relacionado con la defensa del territorio y el agua en Zacualpan han logrado obtener un certificado, en las cortes internacionales, que los ha declarado un pueblo libre de minas, aunque el estado no cede en su empeño por instalar en el pueblo la industria. Hace apenas unos meses, acaba de ocurrir un enfrentamiento a pedradas entre los pobladores que se oponen y aquellos que representan al gobierno estatal, porque aún buscan establecer la mina de oro.

Los movimientos de mujeres que se han unido para conseguir la alerta de género no lo han logrado, sin embargo, han conseguido que el gobierno federal extienda una serie de recomendaciones al estado de Colima para que mejore la seguridad de las mujeres y se sientan protegidas. Esto no ha minimizado el problema de los femenicidios y tenemos tres meses consecutivos, en el 2016, siendo el primer lugar en homicidios de mujeres por cuestiones de género, sin embargo, el estado no reporta estos asesinatos como feminicidio. Insiste en ocultar las cifras que se han develado en los informes de derechos humanos elaborados por instancias no gubernamentales.

Los movimientos estudiantiles están, en este momento, enfrascados en la lucha por la disminución de los precios de los pasajes urbanos, buscando quitar el monopolio a la FEC de la venta de boletos a bajo precio. La última acción concreta al respecto que han realizado fue participar en un foro en el Congreso del Estado mismo que buscaba recopilar las opiniones de los jóvenes al respecto. Este foro abre la posibilidad de que el estado intervenga, a través de los diputados locales y de una vez por todas se democratice el descuento para los estudiantes en el transporte público en el estado.

Comentarios