¿Movimientos sociales para que?

559

Las movilizaciones sociales son una forma de acción política y de voz colectiva que en los países de América Latins; se han caracterizado por haber surgido en contextos de violaciones a los derechos humanos por situaciones concretas radicadas en problemas sociales, económicos y políticos, por la falta de respeto a la diversidad y a los pueblos indígenas, por situaciones de inestabilidad política, violencia, dominaciones y erosión de la construcción de los procesos de paz, el terrorismo y las maneras de responder de los estados y las modalidades de manejar conflictos globales, por la migración, los refugiados, el tráfico de personas, inmigrantes, inmigración y formas de tratar estas cuestiones, por problemas de sostenibilidad ambiental.

En Latinoamérica, los movimientos sociales (MS) inician como una forma de manifestación sindical. Sin embargo, en la actualidad, las tendencias son diversas, todas ligadas a un sistema de gobierno neoliberal que abandona las causas sociales por priorizar las cuestiones individuales.

En los 70’s, las acciones colectivas se caracterizaron por ser el reflejo de demandas populares, estudiantiles, obreras, campesinas, como reflejo de un conflicto entre el socialismo y el capitalismo. Toda acción colectiva era considerada como revolucionaria.

Después de los 80’s, los MS han surgido de la organización social, de políticas relacionadas con la identidad o cuestiones culturales o como expresiones de demanda o de protesta. Estos nuevos movimientos sociales se han concebido como una nueva forma de hacer política, a través de los cuales se expresan “intereses, reivindicaciones y valores comunes” de grupos que antes se consideraban fuera de las actividades de tipo político, como son aquellos que luchan por los derechos y la inclusión social.

A partir de los 90’s, con los procesos de globalización que permitieron la expansión del capitalismo, se propició un intercambio comercial más rápido y libre entre las naciones, se acrecentó el flujo de personas y con ello se debilitó la idea de lo nacional, lo regional y lo local, en contraposición de lo global y lo transnacional, que empezó a permear en la vida cotidiana de las personas y en las localidades, incluso en aquellas mucho más apartadas de cualquier núcleo de población importantes. Esto ha propiciado nuevas identidades populares que dieron pie a nuevos movimientos sociales. Las fronteras permeables en términos ideológicos y comerciales ha permitido la propagación de ideas a través de las redes sociales, que han facilitado la participación social, desde la idea de que las tecnologías de información y comunicación (TIC’s), aunada a las tecnologías de acceso al conocimiento (TAC’s) permiten pernear con mayor facilidad en las personas y en sus vidas, provocando mayor homogeneización y el flujo de información libre de censura, que llega a las masas tecnificadas con mucha facilidad, formando opinión y procesos de participación.

Los más recientes movimientos sociales se dan principalmente como respuesta a los efectos de las políticas neoliberales en relación a las afectaciones que han tenido los derechos humanos, los pueblos indígenas, la situación laboral, la vivienda y la salud. Entre los movimientos de mujeres, estos se han relacionado con los derechos reproductivos, la igualdad, por la no discriminación, la violencia doméstica. Destacan en estos movimientos Las Madres de Plaza de Mayo en Argentina.

Los movimientos sociales relacionados con la lucha por los derechos humanos provocó, en países como Argentina, juicios relacionados con crímenes de lesa humanidad y exhumaciones o en países como Uruguay y Brasil, la inclusión de los grupos minoritarios en el ámbito institucional, como fuerzas minoritarias que permitieron la aparición de gobiernos populistas, los cuales se encuentran en crisis de credibilidad en este momento, sobre todo en México, donde los gobernantes son duramente cuestionados por enriquecimiento, asociación con grupos ligados al narcotráfico, corrupción, evasión de impuestos, (Panama papers), etc.

Esto ha generado que nuevos grupos se movilicen, exigiendo el cumplimiento de la ley y la inclusión de nuevas demandas en el concierto de las leyes en favor de las minorías o participando en luchas colectivas como el caso de los desaparecidos de Ayotzinapa, o por la defensa del maíz, o para evitar las reformas estructurales promovidas por un gobierno que tiene una tendencia marcada y voraz de privatizar los bienes y servicios que se brindan desde el estado, o para enfrentar una reforma laboral disfrazada de reforma educativa que ha afectado a miles de profesores.

Comentarios