Investigarán posible sobreprecio de ‘La Campana’

382

El coordinador parlamentario del PAN en el Congreso del Estado, Luis Ladino, informó que investigarán el posible sobreprecio que pagó el Gobierno de Colima por los terrenos adyacentes a la zona arqueológica de La Campana.

A través de un boletín de prensa, Ladino Ochoa dijo que resulta incongruente e irresponsable el pago de 170 millones de pesos cuando existen otras prioridades por cubrir, como lo es la seguridad, becas, programas sociales, educación, pensiones y salud.

“Colima está inmerso en un grave problema de inseguridad y a pesar de encabezar los primeros lugares a nivel nacional, es muy lamentable que el Ejecutivo estatal destine recursos en terrenos, mientras que nuestras corporaciones policíacas requieren de más patrullas, equipamiento y de mayor número de elementos, eso sin mencionar una cantidad importante de cámaras de seguridad que se encuentran sin funcionar”, expuso.

“Urge atender de igual manera el tema de educación en dónde más niños y jóvenes tengan acceso a becas para continuar sus estudios. Los planteles educativos tienen enormes carencias, falta de material, techumbres, salones, pupitres. Es por ello que destinar recursos a una obra suntuaria en este momento es inadmisible”, comentó”, agregó.

Agregó que actualmente las finanzas públicas estatales tienen un déficit inexplicable y la deuda pública es la más alta de la historia.

En ese sentido, señaló que castigar a los servidores públicos causantes del mal manejo del dinero es una alta prioridad, como lo es también sanear las finanzas.

El líder de los diputados de Acción Nacional señaló que durante muchos años nuestra entidad ha sufrido las consecuencias de gobiernos con intereses de grupo, alejados de las demandas y necesidades ciudadanas, y que se sirven de los recursos públicos como si fuesen privados.

Mencionó que las instituciones del Estado han sido moldeadas para favorecer la permanencia de un partido político en el poder, dejando con ello vicios e inercias autoritarias y antidemocráticas, que deben modificarse. La corrupción es un mal extensamente incrustado en las dependencias de gobierno, cuyas afectaciones son incuantificables, es por ello que se le debe cerrar el paso para propiciar conductas culturales más positivas.

“Estaremos muy al pendiente del destino de los recursos de los colimenses, principalmente cuidaremos de que no se haga mal uso del erario público para beneficios de unos cuantos, tal como ocurrió en la pasada administración estatal”, sentenció Ladino Ochoa.

Comentarios