Marchan contra reforma educativa y a favor del maestro Miguel

1580

Organizaciones civiles, maestros, padres de familia y sociedad en general tomaron las calles para manifestarse en contra de la reforma educativa, además de solidarizarse con las movilizaciones que el magisterio está realizando a nivel nacional.

Convocados por el Movimiento de Lucha Magisterial Colimense, partieron el sábado por la tarde desde el parque de la Piedra Lisa hasta el jardín Libertad.

El contingente estaba formado por alrededor de 500 personas, algunas provenientes de Michoacán, Tecomán y Manzanillo, así como de la comunidad indígena de Zacualpan.

“Chiapas, aguanta, Colima se levanta”,  “A Peña y diputados los vamos a evaluar, a ver si de panzaso alcanzan a pasar” y  “Nuño,  entiende, el maestro no se vende”, fueron algunas de las consignas que corearon durante su recorrido.

Al grito de “Miguel, Miguel, estamos con él”, los manifestantes también mostraron su apoyo al profesor Miguel Ángel Díaz Dueñas, recientemente despedido por la Secretaría de Educación porque “incumplió” con la evaluación docente.

Al llegar a las afueras de Palacio de Gobierno dio inicio el mitin.

La escuela debe de ser pública y los maestros lo vamos a defender. Debe de ser gratuita y los maestros estamos en las calles defendiéndola”, expresó Julián Contreras.

Añadió que no sólo los estados de Guerrero, Oaxaca y Chiapas se están levantando contra la Reforma, sino que  “todos los estados del país están en movimiento”, pero los canales oficiales de televisión tienen prohibido informarlo.

Paula Delia Nolasco lanzó una pregunta: “¿Qué tipo de gobierno es el persigue docentes porque con uso de su derecho defienden la educación pública?”.

La profesora dijo que Colima acompaña a sus colegas de otros estados en la lucha pese a “la represión y el control” que el PRI y los sindicatos ejercen sobre el magisterio.

De Manzanillo, J. Refugio Olague  advirtió que el gobierno federal se está encontrando con un gran frente nacional apoyado por diversas organizaciones sociales que  pelearán por no ceder  la educación pública a la educación privada.

“Jamás se imaginó este gobierno que el magisterio iba a dar un total rechazo al despido de maestros disfrazado con la reforma educativa (…) Estamos convencidos que esta reforma  sólo quiere adelgazar la nómina federal y engrosar los colegios, engrosar la educación privada”, aseveró.

Para Leonardo Gutiérrez Chávez, del Sindicato Independiente de Trabajadores Universitarios (SITU), el objetivo de la reforma no es otro más que terminar con la estabilidad de los trabajadores y sus prestaciones.

Lamentó que existan sindicatos oficiales que “traicionan” a la clase trabajadora, así como instituciones corrompidas que son “cómplices de los gobiernos corruptos”.

En representación de la sección 18 de Michoacán, un maestro denunció el levantamiento de Francisco Villalobos, dirigente de la sección 22 de Oaxaca, por un grupo de civiles armados (ayer se dio a conocer que fue detenido por el delito de robo agravado. Según información de la Procuraduría General de la República, en el 2015 Villalobos participó en el robo de libros de texto gratuito).

Agregó que la lucha no es solamente por derrocar la reforma educativa “sino un sistema tirano, un gobierno servil a los empresarios explotadores, a los empresarios que vienen controlando este país junto con esas televisoras vende patrias”.

Dionisio Zamora, del Consejo Indígena por la Defensa del Territorio de Zacualpan (CIDTZ), explicó que la reforma afecta a quienes menos tienen porque  “los que tienen dinero van a poder pagar su educación pero nosotros, los más pobres, nos vamos a quedar sin educación”.

Finalmente, Juliana Laureano Aranda también del CIDTZ,  manifestó su indignación ya que además de luchar contra el establecimiento de una mina en su comunidad, ahora lo harían contra la posible instalación de una hidroeléctrica en el río Armería.

Comentarios