Censura ‘El Comentario’ a investigador universitario

1303

El profesor investigador de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad de Colima, Salvador González Villla, denunció haber sido censurado por el periódico universitario El Comentario.

Paradójicamente, ayer en el Día de Libertad de Expresión, el propio Rector de la Universidad de Colima, Eduardo Hernández Nava, aseguró —a través de un desplegado en el mismo periódico— que “nuestra Alma Mater promueve el ejercicio de la libertad de expresión”.

Se reproduce a continuación el texto de González Villa:

C. OSCAR ADRIAN GALINDO LUNA
DIRECTOR GENERAL DE PERRIODISMO
P R E S E N T E:

El día de ayer martes 7 de junio aludiendo a mi derecho de réplica envié un escrito al director del periódico El Comentario para dar respuesta al columnista Amador Contreras Torres, y de nueva cuenta este medio impreso más del rector que de la U de C que en teoría debería ser espacio de expresión libre de ideas y promotor abierto al pluralismo democrático universitario y de la sociedad en general de nueva cuenta restringe mis derechos a la libertad de expresión, por lo que acudo a Ud. para que como director general de Perriodismo me haga el favor de publicarlo.

 


Asunto: derecho de réplica

C. JOSE FERRUZCA GONZÁLEZ
DIRECTOR DE EL COMENTARIO
UNIVERSIDAD DE COLIMA
P R E S E N T E:

Estimado director del periódico El Comentario: por este medio me pongo en contacto con Ud. para referirme a la columna “Escaparate político” de Amador Contreras Torres de fecha 7 de junio, cuyo tema e interés central es defender la autonomía de la U de C ante lo que considera “una asechanza más” de “sujetos emboscados (sic) de fuera y de dentro”.

Aunque esta Primera de dos partes rescata y transcribe como importante la declaración del rector Hernández Nava de que “la necesidad de modificar, cambiar o renovar la Ley Orgánica de la Universidad de Colima, es de los universitarios”, el resto de la columna Contreras Torres la llena sólo de adjetivos calificativos refiriéndose a “ataques bajunos de toda laya” (sic) de “un grupo bien identificado de unos cuantos personajes”; de “peregrinas ideas”; de “deslealtad tremenda”; de “unos cuantos desesperados”, etcétera, siendo lo más conmovedor y emocionante cuando escribe que tales “asechanzas” no van a “prosperar contra el fuerte baluarte de la unidad y la cohesión interna” de la comunidad universitaria que es “leal, solidaria y unida “en torno al rector.

Entonces, si como Ud. afirma señor Contreras Torres lo que escribo son “pasquines” y nadie me toma en cuenta, no hay entonces ningún motivo para ser leído y mucho menos de preocupación o alarma universitaria.

Si soy un “despistado con posees de iluminado”, y el señor Amador Conteras es el único poseedor de razones y argumentos ciertos, ésta columna escrita por él por lo pronto posee un notorio déficit por lo menos en cuanto a lo que entiende por autonomía universitaria, y sobre todo cuando alude en abstracto a ser “universitario”, so pena que la entienda como de obediencia y sumisión incondicional al rector

Así, de todo lo que personalmente he escrito críticamente acerca de la U de C, como por ejemplo de: la relación de subordinación del Consejo Universitario como máximo órgano de gobierno universitario a “la condición de jefe nato” del rector; del peso dominante e inadmisible que posee la FEC en el Consejo Universitario a la hora de elegir al rector en turno; de que en las 5 auditorías hechas por la ASF desde el 2000 hasta el 2013, a la U de C se le han hecho fuertes observaciones y recomendaciones en materia del presupuesto universitario; del FOSAP que hasta la fecha es ajeno a los principios de la transparencia; o

de que en la última evaluación nacional a las universidades públicas del país la U de C bajó de prestigio académico lastimosamente. En fin, mucha tela de donde cortar hay, y convencido estoy que Ud. señor Contreras Torres del tema de la U de C no tiene mucho que decir si de razones y argumentos académicos serios se trata.

Finalmente decir que me considero más universitario que Contreras Torres y de aquellos universitarios cercanos al rector Hernández Nava quienes habitualmente lo engañan diciéndole lo que él quiere y gusta de escuchar. Reconozco ser el primer crítico de la U de C pero esencialmente de quienes la dirigen y administran pues lo considero la única vía de crear y construir una institución de educación superior abierta y plural que sea ejemplar y orgullo para Colima. Al respecto, he sido 27 años PTC universitario, y el señor Contreras Torres quien ¿en la U de C es ?.

Colima, Col. 7 de junio de 2016, DR. MANUEL SALVADOR GONZALEZ VILLA

Comentarios