Código Civil es anticonstitucional, no el matrimonio homosexual

513
Imagen: Archivo

Desde hace más diez años el exlegislador colimense Enrique Salazar Abaroa puso el dedo en la llaga.

Mientras España daba muestras de avance en materia de derechos humanos, en su columna del 21 de octubre de 2004 para Diario de Colima afirmaba “es el Código Civil el que ha sido anticonstitucional desde el 29 de diciembre de 1978.

“El matrimonio homosexual está reconocido en la Constitución. Esa es la única conclusión coherente a la que se puede llegar haciendo uso de las técnicas de interpretación que normalmente utilizamos los juristas. No debería haber sido necesario siquiera que se reformara expresamente el Código Civil. Debería haberse uso de la Disposición Derogativa de la Constitución por parte de los jueces y magistrados integrantes del Poder Judicial y haber reconocido el derecho de todos a contraer matrimonio de acuerdo con su orientación sexual”.

En su texto Salazar Abaroa externa “la libertad de todos, no la libertad de la mayoría, es el objetivo final del Estado constitucional y, de manera muy singular de los derechos fundamentales constitucionalmente reconocidos. El reconocimiento del derecho al matrimonio en la Constitución tiene sentido para los individuos del mismo sexo que quieren contraerlo. Para los matrimonios heterosexuales es completamente superfluo. Esto es darle su auténtico sentido al derecho al matrimonio.

En México la libertad en cuanto a preferencias sexuales, personalidad sexual y la pretensión legal de la unión de homosexuales en matrimonio también tiene larga y difícil historia todavía con varios capítulos por escribirse”.

A casi doce años de su partida la justicia para las familias homoparentales en Colima aún tienen camino por recorrer en el reconocimiento de sus derechos civiles.

De acuerdo con el exlegislador, “desde mi muy opinable punto de vista, es que ni la Constitución mexicana ni la del estado de Colima, establece ninguna limitación constitucional para poder convenir y contraer matrimonio las o los homosexuales. Si analizamos la parte dogmática de la Constitución mexicana, en todo lo que toca a las garantías individuales y derechos humanos no se establece ninguna condición o distinción de género para contraer matrimonio. Por lo tanto, los matrimonios entre homosexuales constitucionalmente están permitidos.

Tocante al Código Civil, desde mi óptica, se da el mismo fenómeno jurídico español. Se establece positivamente la hipótesis jurídica de que el matrimonio debe celebrarse entre parejas heterosexuales con sus condiciones; pero, como se desprende de lo expuesto en la realidad española, se trata de legislación secundaria con vicios de inconstitucionalidad y entonces las interesadas o los interesados y a los derechos humanos ante la negativa de un juez o autoridad de negarse a casarlos”.

En el debate de las ideas en la prensa colimense Enrique Salazar Abaroa sentenciaba “quizá también en México y en Colima, ?la ley es más lista que el legislador. Quede la reflexión para los Colegios y Barras de Abogados colimenses y también para los estudiantes de las escuelas de Derecho en el estado de Colima. ¿Es constitucional o inconstitucional el matrimonio entre homosexuales del mismo sexo? (sic) ¿Queramos o no, son temas y realidades de nuestro tiempo a los que tarde o temprano le tiene que entrar la sociedad colimense, como lo son el del tema de la eutanasia, el celibato y matrimonio de los sacerdotes católicos, las sacerdotas católicas, la libertad a divorciarse sin buscar culpables?

Considerado uno de los legisladores progresistas en el estado, su partida fue muy lamentable para algunas personas en la entidad de acuerdo con Juana Hernández Horta, directora de Procesos Legislativos del Congreso del Estado en aquella época.

Al externar su opinión, “el fallecimiento de Enrique Armando Salazar Abaroa es una pérdida para la vida democrática del estado”.

Fue un personaje que siempre aportó su esfuerzo desde cualquier trinchera y un apasionado del derecho constitucional, siempre pugnó por la carrera parlamentaria, que no solamente los diputados se capacitaran, sino que todas las personas que trabajábamos dentro del Congreso recibiéramos esa capacitación.

Una de las iniciativas presentadas al interior del Congreso por parte del exlegislador perteneciente a la LII Legislatura del Congreso local en la bancada del PRD está “el decreto, mediante el cual se ordena que se cree el Instituto de Investigaciones Legislativas, que nunca se ha creado, sin embargo han pasado más legislaturas y nunca se ha podido cumplir con ese ordenamiento”, afirmó Juana Hernández Horta al ser abordaba por la prensa colimense cuando falleció el 14 de septiembre del 2011 este gran personaje de la vida democrática en la entidad.

Comentarios