No amo a mi patria

377

“No amo a mi patria. Su fulgor abstracto es inasible”.

Aunque parezca extraño el autor de estos versos, es el que ha despertado mi mayor admiración por el pueblo mexicano. Su autor es José Emilio Pacheco.

Estas líneas y las que le siguen, siguen sembrando eco en las conciencias del mundo, por eso las volvió a señalar su compañero y el mío en la distancia, Fernando del Paso hace más de un año. El verso continua:

“Pero (aunque suene mal)
daría la vida
por diez lugares suyos,
cierta gente, puertos, bosques, desiertos, fortalezas,
una ciudad deshecha, gris, monstruosa,
varias figuras de su historia,
montañas
-y tres o cuatro ríos.”

Por eso vuelvo a caminar con ustedes, disculpen las ausencia. Vuelvo a las letras, aunque nunca dejé el camino, ahorita nomás vamos a compartirlo. Compañeras y compañeros lectores, como dicen los otroas del sureste: El mal y el malo tienen nombre, historia, origen, calendario, geografía: es el sistema capitalista. No importa cómo lo pinten, no importa el nombre que le pongan, no importa la religión que lo vista, no importa la bandera que levante. Es el sistema capitalista.

Frente a él levanto mis letras, frente a él, ya estoy aquí con el corazón y las alas abiertas al camino, a la denuncia, al ejemplo, a la lucha y utopía cotidiana.

Frente a él somos, somos libertad, convivencia, amor.  Somos, espero que siempre seamos.  Octavio Paz inicia “El laberinto de la Soledad” diciendo que  “a todos, en algún momento, se nos ha revelado nuestra existencia como algo particular, intransferible y precioso”.           Espero ese vuestro momento, el despertar a la belleza de la vida, invitaros a construir ese otro mundo posible recuperando nuestras raíces.

Pueblo de ratones, no obedezcas a los gatos. Da igual del color que sean. El sistema político actual es el reflejo de la decadencia del capitalismo y de sus esclavos sonrientes. No está todo perdido, tenemos todo por ganar. Ya lo decía el tío Walt “Que prosigue el poderoso drama, y que puedes contribuir con un verso” ¿Qué vas a hacer? Cuál va a ser tu verso, Boal dice “Ciudadano no es que el vive en sociedad es el que la transforma”.

Vengo a caminar, a levantarme junto a ustedes a recuperar la tierra y el agua, a seguir al viento y escuchar el fuego que esconde nuestra historia.  Les invito a leer ese otro mundo posible que os iré compartiendo artículo con artículo, pero sobre todo a que dibujen su utopía cotidiana. No se intoxiquen del sistema, vamos a desaprender, vamos a recordar, vamos a escuchar a nuestros abuelos.  Vamos despacio porque vamos lejos.

Pero tengan claro que vamos, por los que somos y estamos y por todos los que nos faltan. Si, como dejo en el viento escrito Nezahualcoyotl “Dejaré pintada una obra de arte, / soy poeta y mi canto vive en la Tierra. / Con mi canto seré recordado, oh mis oyentes / me iré, iré a desaparecer”

Comentarios