Replanteando la estrategia de seguridad

389

El combate a la inseguridad y violencia requiere, para su éxito, de una estrategia holística y transversal que no sólo enfoque las baterías del gobierno al ataque frontal contra el hampa sino que fortalezca los esquemas de reinserción social y prevención del delito.

Es loable, en ese sentido, el trabajo que emprendió durante semana santa y pascua el secretario de Educación Oscar Javier Hernández Rosas. El funcionario acudió a los Centros de Reinserción Social de los municipios de Manzanillo y Colima para entregar material didáctico que contribuya a reducir los índices de rezago educativo en los centros penitenciarios.

De esa manera se les da una oportunidad a los cientos de internos de elevar sus niveles académicos para una mejor incorporación en la sociedad, ya que la educación es un elemento transformador y que impulsa la equidad social.

También se requiere que las autoridades en seguridad identifiquen los puntos delincuenciales más críticos en el estado, ya que es necesario, urgente, subsanar el tejido social de estos espacios con la intervención de brigadas que incentiven el deporte y las actividades culturales en las zonas de alta marginación.

Para mermar a la delincuencia se debe persuadir a los jóvenes de no engrosar las filas del crimen organizado. Y para lograr esto la juventud del estado necesita tener expectativas de una mejor vida: esperanzas de un mejor futuro.

Dos puntos

Colima tiene las condiciones urbanísticas para montar todo un esquema de videocámaras de seguridad. Creo que actualmente hay más de cien, ¿pero cuántas de estas funcionan y qué tan efectivas han sido para la búsqueda y detención de delincuentes? Bien vale la pena fortalecer y mejorar este esquema de monitoreo.

Comentarios