El despojo detrás de la violencia en Zacualpan

369

La comunidad de Zacualpan vuelve a marcar agenda debido a los lamentables hechos de violencia ocurridos el pasado 25 de marzo, donde fueron agredidos 7 habitantes de la comunidad por parte del grupo priista liderado por el cacique Carlos Guzmán Teodoro.

Dada la omisión del presidente municipal de Comala, el priista y mal hablado Salomón Salazar Barragán para limpiar con maquinaria los manantiales debido a la gran cantidad de arena que dejó el huracán Patricia y dada la cercanía de los días festivos de la Semana Mayor en los cuales los manantiales de Zacualpan son frecuentados por los turistas, la comunidad en asamblea comunal decide pagar por ellos mismos la máquina para la limpieza para así poder recibir al turismo.

Para el jueves 24 la comunidad estaba lista para recibir a los turistas pero la entrada fue bloqueada por el grupo antagónico impidiendo el acceso con el argumento de que no había servicio.

Ante ello y evitando la violencia el comisariado de bienes comunales Taurino Rincón en asambleacomunal deciden abrir la antigua entrada a los manantiales de Zacualpan por lo que mediante el trabajo colectivo limpian el camino por el que logran ingresar vehículos de turistas al balneario. Horas más tarde al intentar salir son bloqueados por el grupo priista a lo cual miembros de la comunidad acuden a liberarlos, por lo que son recibidos a pedradas por la gente de Guzmán, resultando en el altercado heridos siete habitantes de Zacualpan, tres de ellos mayores de edad. “nos tiraron a matar” narraPaula Alonso, de 69 años.

¿Qué hay detrás en todo esto?

Zacualpan históricamente es conocido como un pueblo de indios lo que ha fortalecido su identidad étnica, es además reconocido como un pueblo rebelde que junto a los demás pueblos indígenas de toda América han resistido por más de 500 años el embate colonizador.

Dotados de tierras comunales, los indios de Zacualpancaminan por lógicas distintas, que para la racionalidad instrumental resultan irracionales. Lo cierto es que deZacualpan tenemos mucho que aprender cómoejemplo de ello es la forma en que funciona el actualcomisariado de bienes comunales Taurino Rincón, el cual “manda obedeciendo” ¿Cómo es eso?; las decisiones tomadas por el comisariado son fruto de la asamblea donde mujeres y hombres tienen voz y voto por igual, mediante el intercambio de la palabra se valora estrategias y se opta por la mejor opción de manera colectiva. ¿Qué mejor ejemplo de democracia participativa?

Es por ello que el gobierno-neoliberal le teme, dado que un pueblo organizado cuestiona el sentido de modernidad occidental, el cual se basa en los grandes megaproyectos extractivistas como las megapresas,proyectos eólicos, megamineria presentados como símbolo de progreso por el gobierno sin tomar en cuentas los impactos socioambientales.

Lo que vemos actualmente en Zacualpan es la continuación del despojo. Durante mucho tiempo el despojo fue considerado únicamente como génesis del capitalismo, pero como bien apunta Rosa Luxemburgo no hay que perder de vista que el proceso de acumulación entre el capital y su relación con las forma de relación con las formas de producción no capitalistas, es marcado sin ningún disimulo por la violencia, el engaño y la opresión encubiertos bajo formas legales y revestidos bajo las ideologías propias del progreso, la modernización y el desarrollo han sido los mecanismos privilegiados para lograr este cometido. Y es que “el capital no tiene (…) más solución que la violencia, que constituye un método constante de acumulación de capital en el proceso histórico, no sólo en su génesis, sino en todo tiempo, hasta el día de hoy. (Luxemburgo, 1967: 224).

Así pues la violencia que padece Zacualpan es parte de la ingeniería del conflicto del modelo extractivo como una táctica que busca confundir a la población.

En tiempos de la gran crisis de civilización a la que nos ha llevado el capitalismo apoyar a la comunidad deZacualpan en la defensa de su territorio es no solopreservar el vital líquido que provee de agua a la mitad de la población del estado a la vez es preservar elpatrimonio biocultural del cual la racionalidad instrumental a tratado de invisibilizar.

La comunidad de Zacualpan como proceso de resistencia continúa reinventándose, tiene claro que deaprobarse el proyecto minero se afectarían sus medios de subsistencia, espacios de vida, las formas de organización comunal así como los procesos culturales que las estructuran y dan sentido a su VIDA.

—————

*Estudiante de II trimestre Maestría “Desarrollo” Rural, UAM-Xochimilco

Comentarios