Hospitalizan a siete por pedradas en Zacualpan

9814

Siete hospitalizados por heridas graves en la cabeza y varios más con lesiones en el cuerpo es el resultado de la “lluvia de piedras” que medio centenar de personas lanzaron en contra de integrantes del Consejo Indígena por la Defensa del Territorio de Zacualpan (CIDTZ).

Ante la complacencia de decenas de elementos de la Policía Estatal, el grupo agresor -ligado al PRI- arrojó piedras desde el cerro contra hombres y mujeres en el acceso al manantial de Zacualpan, el centro turístico administrado por el Comisariado de Bienes Comunales.

Al respecto, Martín Peña Guzmán, habitante de Zacualpan, informó que alrededor de 150 integrantes del Consejo intentaron disolver el bloqueo del balneario que el grupo priista mantiene desde el miércoles pasado. Lo anterior ante la negativa de los policías en liberar el paso.

“La policía estatal dijo que su única orden es estar vigilando de que no hubiera agresión y ningún acto de violencia, y cuando se suscitó la lluvia de piedras no hicieron nada. Había 50 elementos en ese momento y no hicieron nada”, comentó.

Los siete heridos fueron trasladados al Hospital Regional Universitario en una ambulancia de Protección Civil. Entre los agredidos se encuentra Paola Alonzo, de aproximadamente 70 años de edad, y Teresa Sandoval, de 50.

Para el CIDTZ, los agresores están protegidos por el alcalde de Comala, Salomón Salazar, y el Gobierno del Estado a cargo de Ignacio Peralta Sánchez, ambos emanados del PRI.

En el lugar hay alrededor de 20 patrullas, 80 elementos policiacos, 4 camionetas del Centro Estatal de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo (C4) “y no hacen nada por detener a los agresores”.

Comentarios