De familias a familias

758

A poco más de una semana de la jornada electoral del Domingo 17 de Enero, la calma vuelve a la mayoría de los hogares colimenses, para algunas familias será una fecha que quisieran borrar de su memoria, más a su pesar, los acompañará por siempre, tal es el caso de la familia del Sr. Adán Gómez, chofer del transporte urbano, quien muriera días después producto de los golpes propinados la noche anterior, por un grupo de hombres encapuchados, cuando quitaba de su camión publicidad del candidato del PAN Jorge Luis Preciado.

En otras, sin duda, la alegría estará a flor de piel, son aquellas en las que se saben cercanas al candidato ganador Nacho Peralta y sólo es de esperar la fecha de arranque de la administración para que se cumplan las promesas recibidas.
Están también las familias preocupadas, las de aquellos trabajadores de mandos medios y altos que aún trabajan en el gobierno pero que mantuvieron una liga cercana con el anterior gobernador Mario Anguiano o que más aún, operaron a favor del candidato del PAN.

Y que decir de las familias de la casta panista, esa que ya se hacía despachando en las distintas oficinas del estado, a muchas de ellas veremos engrosando las nóminas de los ayuntamientos emanados de ese partido. Ante esto, sería bueno que los regidores de oposición estuvieran muy atentos, pues es la ciudadanía, al final de cuentas quien con sus impuestos estará pagando sus quincenas.

Y que de aquellas que se habrán dado cuenta que los $500.00 ó $1,000.00 pesos que les dieron a cambio de su voto, por más que los estiraron han llegado a su fin.
Para todas estas familias y muchas más que viven producto de su trabajo y esfuerzo, habrá de gobernar Nacho Peralta. Tendrá que crear las condiciones propicias para la inversión a fin de que empresarios locales y foráneos generen los empleos de calidad que tanto demandan nuestros jóvenes, y que hace que muchos de ellos emigren a otros lugares.

La seguridad será también un tema preponderante, queremos volver al Colima de antes, ese en el que se podía transitar a altas horas de la noche con total tranquilidad. No basta con que nos digan que las muertes en Colima son producto de la guerra de bandas rivales del crimen organizado, nuestras familias muchas de las veces pudieran estar en medio del fuego cruzado.

Queremos un Colima con salud, en donde los hospitales públicos tengan medicamentos, equipos y personal capacitado. No queremos que se nos dé una receta para en el mejor de los casos surtirla en la farmacia cercana.

De ese tamaño es el reto de Nacho Peralta, para cumplirlo habrá de conformar el mejor equipo. Esperemos que lo haga confiado no sólo en el pago de favores políticos y de campaña, sino en perfiles que le abonen a cumplir el mejor papel. En lo particular deseo que le vaya bien. Colima ya no aguanta otros seis años de mal gobierno.

Comentarios