¿Por qué perdió el PAN?

379

Por: Martín García Muñoz

Los resultados de la elección extraordinaria nos dicen que el ganador fue Nacho Peralta abanderado del PRI, lo que supone la postergación una vez mas de la añorada alternancia política.

¿Qué es lo que ha dejado de hacer el PAN para seguir perdiendo las elecciones a gobernador? Una pregunta lógica es qué hizo el PRI para mantenerse en el poder, pero la respuesta podría ser obvias en este punto.

El PAN no sólo perdió porque fue una elección de estado, como declaró el candidato del PAN, ni por que Locho le restó votos. A pesar de que 7 de cada 10 quieren la alternancia como lo señalaba Jorge Luis Preciado, el PAN perdió por lo que dejo de ser y hacer.

En el estado de Colima no se tienen experiencias pasadas que le den al PAN la oportunidad de reinventarse, sin embargo, a nivel nacional puede voltear la mirada al pasado. En los años de la transición democrática en Mexico podríamos diferenciar entre PAN y PRI, ideologías antagónicas y programas de gobierno diferenciadas.

Cuando se dio la primera alternancia a nivel federal, los gobiernos panistas se preocuparon por la eficiencia administrativa y dejaron de lado la base electoral. Poco a poco el nuevo partido en el poder fue aprendiendo la necesidad de mantener una base que los mantenga en las preferencia electorales, combinada con una buena eficiencia de gobierno.

A 29 años de la primera alternancia en una entidad federativa, el PAN como partido político ha cambiado bastante, conserva elementos que lo caracterizan históricamente y arropó nuevas practicas que ha venido aprendiendo al paso de las elecciones.

El PAN perdió por que dejo de ser el partido político de oposición que se mostraba como alternativa al PRI.

El PAN perdió por la falta de democracia al interior para seleccionar a sus mejores candidatos.

El PAN perdió por su división interna.

El PAN perdió por que mostró ser igual que el PRI, por que aprendió rápido las practicas priistas en tiempo de elecciones (y en esa aspiración el PRI le lleva ventaja), perdió por que se puso a las patadas con sansón, quizo ganar la guerra con bombas atómicas pero no sabe como usarlas del todo. Aprendió practicas priistas pero no las depuró, algo difícil cuando no se es gobierno.

A pesar de eso los resultados electorales nos muestran que el PAN ganó en las preferencias electorales con 108,604 votos contra 91,566 votos del PRI, esto nos muestra nuestro complejo sistema electoral, encargado de convertir los votos en cargos de representación popular. Debido a su carácter mixto en este caso quien tuvo más votos perdió y viceversa.

A pesar de haber ganado y perdido al mismo tiempo, al PAN le quedan dos opciones que parecen viables: o aprende a jugar sucio para poder ganar elecciones, o demuestra en seis años que es un partido diferente al PRI en los municipios que gobierna y en el Congreso del estado que es mayoría.

Comentarios