Que los candidatos se apliquen el polígrafo y el antidoping

363

 

A escasos días de la elección a gobernador del estado, los candidatos deberían someterse al polígrafo y realizarse un antidoping. Lo primero ante la multitud de acusaciones que se han vertido en este proceso electoral y lo segundo para dar un principio de certidumbre de la salud mental y física de quienes buscan gobernarnos.

Aunque el polígrafo o detector de mentiras no tiene una rigurosidad científica, permite interpretar indicadores somáticos –sudoración, aumento del ritmo cardiaco, temblores en las manos— que se asocian como una respuesta orgánica en el momento de que el cerebro miente.

Para generar una mayor certeza en la población, el detector de mentiras y el antidoping lo deben aplicar sólo instituciones que garanticen  la imparcialidad de las pruebas y que gocen del respaldo mayoritario de la ciudadanía. El INE podría supervisar este proceso y cerciorarse de que se realiza con la suficiencia técnica y profesional requerida.

Así se podría saber, con una mayor confianza, si el senador Jorge Luis miente cuando niega que obligó abortar a su pareja sentimental, una joven de 22 años, así como si apoya a la trata de personas, entre otros señalamientos y acusaciones.De igual forma, Ignacio Peralta comprobaría que dice la verdad y que es una mentira cuando lo acusan de ser un narco candidato.

 Dos puntos

 El domingo vote de manera responsable. Y piense, más que nada, a quién  le dejaría las llaves de su casa y el cuidado de sus hijos.

Comentarios