Carmín tropical, durmiendo con el enemigo

579

La vida de Mabel (José Pecina) daría un giro de 360 grados cuando le informan que la mañana del 9 de noviembre en la playa Punta Alacrán, en la comunidad de Juchitán, Oaxaca, un pescador encuentra abandonado un cuerpo femenino, con las manos atadas, 27 puñaladas en la espalda, después las autoridades reconocerían el nombre de la víctima su amiga muxe Daniela.

La cinta ganadora del Festival Internacional de Morelia en su edición 2014, con 10 nominaciones a los Arieles en este año, obtuvo el reconocimiento al mejor guión original en la pasada entrega de la estatuilla dorada en el escenario del Palacio de Bellas Artes.

Carmín tropical, segunda cinta para su director Rigoberto Perezcano, la cual tardo más diez años en filmarla para la pantalla grande, nos habla de ese México que se niega en reconocer la gran diversidad multicultural, sexual y amorosa de los habitantes. La historia filmada en una comunidad donde las identidades trans son reconocidas como Muxes, y las familias ven con agrado a sus integrantes sin arrojarlos a la calle por su opción sexual, nos muestra la intolerancia y el rechazo a lo diferente y diverso sigue estando presente a pesar de los grandes avances en el reconocimiento de los derechos humanos en el país. No por nada durante su exhibición en el Teatro Hidalgo dentro del programa del IV Festival de Cine Colima la película conmocionó al público asistente.

El regreso de Mabel a su comunidad natal para tratar de ayudar al esclarecimiento de esta tragedia que envuelve a la familia y las amigas de Daniela, no tendrá tregua alguna. Por momentos pareciera que se adentra a la cueva del lobo sin saber con lo que se enfrentará al llegar hasta las últimas consecuencias por encontrar al responsable de haber esta desgracia.

Rigoberto Perezcano vuelve a darnos una muestra de su talento y mostrarnos ésas historias que difícilmente podemos encontrarlas en la televisión mexicana, en Norteado (2009) filmada en Tijuana con tan solo cuatro personajes nos hace reflexionar sobre la solidaridad humana: Andrés, joven mexicano que abandona a su pueblo natal en búsqueda del sueño americano recibe la ayuda de sus queridos amigos: Cata, Ela y Ascencio se las ingenian para ayudarlo a cruzar la frontera en cada uno de sus intentos.

En Carmín tropical el director no deja de sorprendernos con un guión magnífico en su desarrollo, manteniendo el suspenso en cada escena utilizando un estilo narrativo propio del documental, a cada paso que da Mabel (José Pecina) la presencia de Modesto (Luis Alberti), el taxista que desea fortalecer la amistad y el cariño que se empieza a manifestarse

en cada encuentro entre estos dos seres humanos, sin saber hasta qué punto podrán llegar a conocerse sin que alguno de los dos salga ileso de esta relación.

A diferencia de El lugar sin límites de Arturo Ripstein (México, 1979) en México no se había vuelto a filmar una cinta que abordara los crímenes de odio, que impactará a los espectadores.

Valdría la pena volver a ver Carmín tropical ahora que está por iniciar este 9 de octubre su corrida comercial en los circuitos de exhibición para entender las razones del desprecio hacia la diferencia y a la diversidad sexual amorosa en nuestros días.

Carmín tropical de Rigoberto Perezcano (México, 2014), Producción: Tiburón Filmes, Cinepantera, Fondo para la Producción Cinematográfica, Conaculta, Gobierno de Oaxaca, Secretaría de Fnanzas, Oaxaca Cine, Actores: Luis Alberti (Modesto); Juan Carlso Medellín, José Pescina (Mabel), entre otros.

………………………..

NotiCASS
@caspercolima

Comentarios