Reprocha PRI-Verde mayoriteo del PAN

1671

La propuesta del PAN para abrogar la Ley Orgánica del Poder Legislativo aprobada ayer por la anterior Legislatura de mayoría priista, causó malestar entre los nuevos diputados del PRI-PVEM, quienes ahora son minoría.

En la 58 Legislatura que inició hoy, por primera vez en la historia el PRI y sus aliados —Nueva Alianza, Verde y PT— perdieron el control del Congreso: 11 legisladores frente a los 13 del PAN y una más de Movimiento Ciudadano.

Esta tarde durante la primera sesión ordinaria, el diputado Riult Rivera presentó una iniciativa de ley para abrogar la reforma a la Ley Orgánica del Congreso y su reglamento porque considera que no existió el “debido debate y análisis de su contenido”, aunado a que debido a la rapidez de su aprobación, existe una contradicción dentro de la misma.

En ese sentido, pidió que la citada ley y su reglamento regresaran como originalmente estaba redactada previo a la reforma del 30 de septiembre de 2015, dispensando todos los trámites reglamentarios.

Esto causó la inconformidad del nuevo bloque oficialista, quienes pretendían postergar la discusión.

Propongo que se declare un receso para poder analizar el documento que se está sometiendo a discusión de esta soberanía”, comentó el priista Federico Rangel Lozano.

La presidenta de la Mesa Directiva, Martha Sosa Govea, respondió que primeramente la asamblea debía votar si aprobaba o no someter a discusión la iniciativa presentada por Riult Rivera. Sin embargo, los priistas insistieron.

“Diputada, ¿y cómo vamos a entrar al análisis y discusión si no tenemos todavía el documento?”, cuestionó Nabor Ochoa López, del PVEM.

Posteriormente, el priista Héctor Magaña Lara consideró que dispensar el trámite es un acto que violenta la ley, porque debía aprobarse con mayoría calificada, es decir, dos tercios de los diputados.

Al tomar nuevamente la voz, Ochoa López afirmó que solamente 19 por ciento de los mexicanos está conforme con la democracia del país y “parte de ese hartazgo es que no hay una cultura de la legalidad, no hay respeto al Estado de Derecho”.

Aquellos que exigían que se acabaran los mayoriteos, que se acabara con la aplanadora priista, hoy están con el peor de los ánimos: la venganza. Es el peor camino que podemos tomar como representantes populares”, comentó.

La diputada única de Movimiento Ciudadano, Leticia Zepeda Mesina, criticó que ahora al bloque oficialista le preocupe la democracia.

“Me duele mucho saber que durante tanto tiempo, hemos estado a merced de un solo partido (…) no le tengamos miedo a ser la minoría. Seguramente no les es cómodo (…) Señores diputados, se tienen que acostumbrar a que en esta ocasión no son la mayoría“, respondió al PRI.

Por su parte, el panista Nicolás Contreras Cortés indicó que el 7 de junio la ciudadanía votó y mandató lo que los priistas ahora están padeciendo.

Tras una larga discusión y un receso solicitado por el PRI para analizar la propuesta, el bloque PAN-MC aprobó la derogación de las reformas con 14 votos a favor y 11 en contra.

La reforma aprobada ayer establecía que la presidencia de la Comisión de Gobierno Interno y Acuerdos Parlamentarios, la ejercerá el diputado que al interior de la misma resulte electo por mayoría de votos. Quienes integran esta comisión son el coordinador de cada partido, el diputado único de los demás partidos y los diputados independientes.

Antes de la reforma, la presidencia de la Comisión de Gobierno Interno y Acuerdos Parlamentarios recaía en el coordinador del grupo parlamentario con el mayor número de diputados, lo que beneficiaba al PRI.

Comentarios