Proyecto fotográfico: Colima visto desde la ceguera

897

¿Cómo percibe un grupo de ciegos de Colima su entorno? fue la pregunta de partida del profesor investigador Carlos Diez Salazar, de la Facultad de Letras y Comunicación de la Universidad de Colima, para el proyecto “La ciudad vista desde la ceguera”, actualmente en exhibición en el centro cultural La Artería, en el andador Constitución.

Al inaugurar la exposición el pasado jueves por la noche, el Doctor en Ciencias Sociales y Políticas explicó que “son alrededor de mil 500 fotografías tomadas por cinco ciegos de Colima en tres semanas, con los que anduve por prácticamente toda la ciudad, en diversas horas, en la mañana, en la tarde, en la noche, a veces con los cinco, a veces con tres, tratamos que todos fueran a los mismos lugares”.

No es la primera vez que el Doctor Carlos Diez trabaja con grupos sociales distintos para mostrar su entorno a través de las fotografías. También ha trabajado la fotografía vista por jóvenes de zonas rurales y urbanas de Colima y Medellín, en Colombia. En este año 2015, adelantó que su plan es trabajar con cinco jóvenes que padecen Síndrome de Down.

En su más reciente proyecto, dijo, se trata de las “fotografías tomadas a través de los sentidos”, pero con especial énfasis en que “ellos son ciegos de los ojos y nosotros somos ciegos de otros sentidos, eso es el mayor una aprendizaje que obtuve trabajando con ellos”.

Durante la presentación, Hilda Álvarez Villalvazo, de 23 años de edad y estudiante de cuarto semestre de la licenciatura en Psicología, expresó que con este proyecto se refleja que “hay diferentes formas de percibir el mundo porque podemos ver extraño que podemos sentir el mundo por medio de los sentidos, por medio del oído, del gusto y el olfato”.

“Aquí está la prueba que en equipo se puede lograr un trabajo, un trabajo que al mismo tiempo puede luchar por la inclusión de las personas, no solamente con discapacidad visual, sino con todo tipo de discapacidad”, sostuvo.

Por su parte, Jesús Alberto Martínez López, egresado de la licenciatura en Comunicación, destacó que sus mayores aprendizajes fueron saber que no hay cosas imposibles y que lograrlas es posible en equipo.

“El aprendizaje que este proyecto me dejó fue el de ‘sí se puede’, si te pones a pensar es un proyecto loco, ¿cómo un ciego va tomar fotografía? Para algunas personas se torna difícil y para otras imposible, para nosotros no fue imposible (…) otra cosa, todo es en equipo, cuando tú trabajas en equipo, en armonía y con amistad, las cosas son más fáciles”, declaró.

Jesús Martínez recordó que las fotografías fueron tomadas en septiembre del año pasado y aunque todos fueron llevados a los mismos lugares, cada uno uno le dio su interpretación a su entorno. “Por ejemplo, mi fotografía del león (en el Parque Regional), a mí me gustan mucho los animales, sobre todo las fieras, es una particularidad que a mí me gustan, me dejó una grata experiencia”.

Detalló que los sentidos son la guía para saber a donde disparar el obturador, “por medio del olfato te das cuenta que es un león, y hacia donde emite el rugido hacia allá tomas la fotografía, aquí pongo en juego los sentidos del oído y del olfato, después viene el cálculo, cuando mides tu distancia desde una fuente de acuerdo al sonido que emite hacia donde tú consideras que es prudente enfocar la cámara y disparar la fotografía”

Finalmente, Diez Salazar resaltó el interés que ha surgido en distintas ciudades por este proyecto: ya fue autorizada una publicación en una revista internacional, fueron invitados a congresos en Argentina, Brasil, Cuba, Estados Unidos y Canadá, además de próximas exposiciones en distintas ciudades del país.

La muestra “La ciudad vista desde la ceguera” continuará en exhibición hasta finales de enero en La Artería.

Comentarios