Universidad con irresponsabilidad social

578

Ante la actual crisis política que impera en el Estado mexicano, es necesario y urgente establecer posturas que coadyuven a la imposición de un nuevo régimen social que erradique el desorden criminal que de manera exponencial se está ejerciendo sobre todo el territorio nacional, a partir de la imbricación surgida entre el crimen organizado y una parte de la clase política.

Como caso reciente, el secuestro y desaparición de 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Maestros Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero, perpetrado por policías municipales y narcotraficantes confirma la actual crisis que vuelve a ser preponderante en el tema de seguridad pública y corrupción.

Por lo que ante este crimen de Estado, es urgente que la máxima casa de estudios de nuestra entidad (Universidad de Colima) deje atrás ese discurso filosófico vacuo, y encamine verdaderamente todos los recursos disponibles para erradicar dentro de sí las malas prácticas que han sido enquistadas por lo menos desde hace treinta años ?formando una burocracia semipoderosa y chapulinera, individuos (trabajadores y estudiantes) económicamente satisfechos o en búsqueda de? pero que a su vez han perdido su dignidad y su individualidad de pensamiento que los han transformado en autómatas uniformados, y por si fuera poco, estos dirigidos por un pequeño grupo de “lideres amorales” que en algún momento de su vida también pasaron por esas etapas. (Cito algunas porque de no hacerlo así me llevaría mucho espacio).

Dado a las características rampantes que se deben de extinguir, el camino por tomar de manera urgente debe de conducirse bajo las premisas de la búsqueda de la emancipación filosófica del hombre, su liberación de las cadenas del determinismo económico, su restitución a su totalidad humana, el encuentro de una unidad y armonía con sus semejantes y con la naturaleza. Premisas que acabarán siendo un parteaguas que traerá consigo la plena realización del individualismo, el mismo objetivo que guió al pensamiento occidental desde el Renacimiento y la Reforma hasta el siglo XIX.

Y es momento y una exigencia justa, pues basta recordar en qué calidad se realizó la elección de rector en el año 2012, donde se reprimió a estudiantes disidentes por parte de la seguridad privada de la Universidad de Colima, peones cercanos a Rectoría, y el brazo porril denominado FEC. Basta de injusticias, de la criminalización del estudiante, de actitudes bastardas ante la conciencia social que cada vez protesta y alza la voz.

Posdata: ir a youtube.com y buscar: Ecos Noticia: Nuevo Rector en agitada sesión¹.

Hoy es Ayotzinapa, ayer pudo haber sido Colima.

—————–

* Licenciado en Administración Pública y Ciencia Política.

¹http://www.youtube.com/watch?v=SjinmDBDmwI

Comentarios

Powered by Facebook Comments