Una alianza con el pueblo colimense

898

“Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos; era la edad de la sabiduría y de la estupidez; la época de la fe y de la incredulidad; la estación de la luz, la estación de la oscuridad; era la primavera de la esperanza y el invierno de la desesperación. Teníamos todo ante nosotros, teníamos nada ante nosotros; todos íbamos directamente al cielo, todos íbamos directamente en el camino opuesto. En suma, aquel periodo era tan semejante al actual que las autoridades de más renombre insistían en que la comparación se hiciera solamente en el grado superlativo, tanto en lo bueno como en lo malo.”

– Charles Dickens: Historia de dos ciudades

 

INTRODUCCIÓN 

El modelo neoliberal implementado en México hace más de treinta años, desde el regimen de Miguel de la Madrid, han dejado a los avatares del libre mercado la solución de los grandes problemas de la nación como es la generación de empleos, el abatimiento de la pobreza, el combate efectivo de la inseguridad pública, la corrupción, la impunidad, la desigual distribución de la riqueza, etc.

Pero la situación mexicana parece haber tocado fondo, y no se ve, merced a la necedad de quienes desgobiernan, cómo podrán resolverse los grandes pendientes nacionales mencionados anteriormente, pues la aprobación de las mal llamadas REFORMAS ESTRUCTURALES no ha hecho más que ahondar en los problemas y sumir en una crisis económica, política, social, ambiental, de seguridad y de valores.

COLIMA NO ES LA EXCEPCIÓN

El incremento de la violencia, la pobreza generalizada, la devastación ecológica, el abuso de autoridad, la falta de una garantía plena de derechos a todas las personas, han hecho de este estado un lugar difícil para todas y todos, en el que no se visualiza un futuro prometedor si no hay un cambio urgente y de raíz. Por ello, en las próximas elecciones de 2015, MORENA luchará para regeneración y el cambio verdadero en  Colima.

MOVIMIENTO Y PARTIDO

Morena necesita promover el activismo cotidiano, la organización de base, tejer redes de alianzas e identificación con la sociedad organizada y empoderar a los excluidos, de lo contrario no será una herramienta para construir una ciudadanía consciente y activa, sino que terminará por contribuir al desencanto y poner en riesgo lo hasta ahora se ha avanzado en la construcción de una fuerza política.

La incursión de MORENA en el sistema electoral no es un fin en sí mismo para acumular poder, sino para combinar la resistencia y construcción cotidiana con la participación electoral para hacer del Estado un motor de cambio social y defensa de los derechos sociales, políticos y humanos que defenderemos en la diversidad de ideas. Debemos emprender la reorganización sin confrontarnos, sin burocratizarnos y  sin dispersarnos.

La construcción del poder popular no es ajena a la necesidad de una proyección política que dispute el Estado para re significar los mecanismos electorales y los espacios de ejercicio del poder y la administración pública, por lo que es tiempo de  interpelar al conjunto del pueblo mexicano, potenciar y proyectar las demandas populares y resistencias que se han mantenido a la sombra del neoliberalismo. Es tiempo de que las luchas del pueblo se expresen como una fuerza sólida frente a la construcción política de las élites

Si uno de nuestros objetivos pasar por participar en las elecciones de 2015, es porque consideramos la toma del poder público para acelerar las profundas transformaciones que requiere la nación, por ello es necesario hacernos representar como pueblo con el mayor número de legisladores en el Congreso de la Unión, recinto en el que se toman las determinaciones políticas más importantes de la nación.

Los activos de MORENA estamos convencidos de lo anterior y por ello vamos juntos para lograr un bloque histórico potente, un referente ético, un partido político donde no cabe la deshonestidad, el oportunismo y las ambiciones personales ocultas como interés general. MORENA será una  construcción de  un cogobierno de los mexicanos y mexicanas frente al olvido de los gobiernos impositivos defensores del neoliberalismo.

El momento Histórico es único, por más que los portavoces de los poderes del capital transnacional se empeñan en hacernos creer que las medidas adoptadas por los gobiernos generarán el bienestar que requerimos los mexicanos y mexicanas, la sociedad vive y está consciente de la realidad: hay desempleo extendido y precarización laboral, los salarios no alcanzan para satisfacer las necesidades mínimas de gran parte de la población, los combustibles y tarifas eléctricas aumentan constantemente, los de por sí ineficientes servicios públicos de salud y educación se están desmantelando.

La necedad de un puñado de traidores, no ha hecho sino agudizar las contradicciones de los malos gobiernos integrados en el cartel del pacto por México, que está posibilitando la unidad de la verdadera izquierda, pero esto no  es una tarea fácil, es un trabajo colosal y de largo aliento para  impregnar al pueblo de esperanza y posibilidades de transformar nuestras condiciones de vida y construir un proyecto alternativo de nación donde quepamos todos y todas

 

—————-

*Presidente del Comité Ejecutivo Estatal de Morena Colima

Comentarios

Powered by Facebook Comments