Exoneran a ex auditora superior y al secretario de Desarrollo Social por presunta corrupción

849
Al centro, María Cristina González Márquez y el entonces diputado presidente de la Comisión de Hacienda Rigoberto Salazar
Al centro, María Cristina González Márquez y el entonces diputado presidente de la Comisión de Hacienda Rigoberto Salazar

El Congreso del Estado de Colima decidió dar carpetazo a la investigación por un presunto acto de corrupción donde estuvieron involucrados la ahora ex titular del Órgano Superior de Fiscalización Gubernamental (Osafig), María Cristina González Márquez, y el ahora secretario de Desarollo Social, Rigoberto Salazar Velasco.

Luego de la renuncia de Cristina González ocurrida el lunes 8 de septiembre, Martín Flores Castañeda, presidente de la Comisión de Gobierno Interno y Acuerdos Parlamentario, informó que el acuerdo de todos los grupos parlamentarios fue dejar sin efecto la destitución de la auditora superior.

“El objetivo del dictamen era ese (…) aceptamos la renuncia y no entramos al fondo del asunto, no le otorga, ni acredita responsabilidad de la auditora (en el caso de la presunta corrupción)”, explicó el priista.

Para el coordinador perredista, Francisco Rodríguez García, esto no es motivo para borrar “los delitos o los errores administrativos que se cometieron”.

“Lo que está claro es que todavía está pendiente esa parte de sanciones que debe de corresponder a los funcionarios involucrados del Osafig y también está pendiente que se extienda esa investigación a la responsabilidad mayor de quien fue en ese entonces coordinador del Congreso, Rigoberto Salazar”, mencionó.

Por su parte, para el panista Fernando Antero Valle, presidente de la Comisión de Vigilancia, consideró deben aplicarse sanciones administrativas y hasta penales a los involucrados en el caso, aunque no mencionó si presentará las denuncias correspondientes.

En abril 2012 el Osafig adquirió una camioneta Ford Courier modelo 2009 pero facturado a nombre de un trabajador de la institución llamado Alejandro Salazar Orozco, sobrino del actual secretario de Desarrollo Social y ex diputado Rigoberto Salazar Velasco. Un mes después, Colima Automotriz emitió otra factura pero a nombre del Osafig.

La camioneta fue utilizada para las actividades de campaña del PRI en el año 2012, y ese mismo año, Alejandro Salazar presentó una demanda ante el Juzgado Primero de lo Mercantil para reclamar la propiedad del vehículo.

 

(Con información de Colima Noticias y Colima 3.0)

Comentarios