Benefician a familia Brun con ‘monopolio’ de recargas electrónicas en transporte

1744

Las tiendas de conveniencia Kiosko, propiedad de la familia Brun González, son la única empresa autorizada para brindar el servicio de recarga electrónica en el nuevo sistema prepago del transporte público colectivo que inició el pasado viernes 5 de septiembre.

Bajo esta nueva modalidad, los estudiantes estarán obligados a pagar 50 centavos por cada recarga que realicen para poder acceder al 50 por ciento de descuento en la tarifa del camión urbano, la cual asciende a 7 pesos en Manzanillo y 6 en Colima-Villa de Álvarez.

Héctor Magaña Lara, presidente de la Federación de Estudiantes Colimenses (FEC), explicó que la cadena Kiosko cobrará por hacer las recargas debido a que invirtió unos 171 mil pesos en la etapa inicial del proyecto.

Según el líder estudiantil, existen 17 mil estudiantes afiliados a la Federación por lo que si cada uno de ellos utiliza el servicio una vez al mes, la empresa recibirá 8 mil 500 pesos mensuales, es decir, tardará aproximadamente 20 meses en recuperar su inversión inicial.

Aunque el transporte es público y un servicio concesionado por el Gobierno del Estado, el Ejecutivo no brindará alternativas para obtener el servicio sin comisiones como ocurre con otros pagos de servicios públicos. La inversión hecha por la cadena comercial equivale a casi dos meses del salario del gobernador.

De acuerdo a Magaña Lara, antes de finalizar el año 2014 el sistema prepago será instalado en todas las unidades de Colima, Villa de Álvarez y Tecomán lo que dará una cifra total de 50 mil estudiantes beneficiados en todo el estado.

Finalmente, el líder estudiantil informó que las unidades que utilizan el nuevo sistema contarán con servicio de internet inálambrico.

(Con información de Mural)

Comentarios