Indigna a auditora superior posible destitución; no tengo nada qué ocultar, dice

438

La titular del Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización Gubernamental (Osafig), María Cristina González Márquez, manifestó su indignación ante su posible remoción que perfilan los diputados del Congreso del Estado de Colima.

A través de una carta enviada al priista Martín Flores Castañeda, presidente de la Comisión de Estudios Legislativos, la auditora superior negó haber cometido irregularidades durante su gestión.

“Mi trabajo ha sido siempre honrado, en estricto apego a la ley y nunca sujeto a ningún interés personal o de negociación partidista”, mencionó.

“Si les resulta incómoda (mi presencia) al frente de la institución, saldré de ella con la frente en alto y por la puerta principal exigiendo los derechos que la ley me ampara”, agregó.

Retó a los diputados a que expliquen las causas graves de responsabilidad que le imputan, “porque no tengo nada qué ocultar”. En ese sentido, solicitó su derecho de audiencia con los diputados.

Finalmente, señaló que “muchos” trabajadores del Osafig “son mis enemigos ya que les resulta inconveniente las exigencias del profesionalismo y ética en su trabajo”, sin embargo, solicitó que todo el personal de la institución haga su declaración para validar su inocencia.

En el año 2012, el Osafig adquirió una camioneta que fue utilizada durante la campaña electoral del PRI. Sin embargo, la empresa emitió dos facturas: una a nombre de Alejandro Salazar Orozco, sobrino del ex diputado Rigoberto Salazar Velasco, y otra a nombre del Órgano Superior. Por tal razón, la Comisión de Vigilancia solicita la destitución de Cristina González.

(Imagen: Alberto Medina / Diario de Colima)

Comentarios