Recibe SITU toma de nota… y la Junta Local ya quiere revocarla

469

Un total de 53 días -de un máximo de 60- transcurrieron para que la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA), dependiente de la Secretaría del Trabajo, entregara la toma de nota al nuevo Sindicato Independiente de Trabajadores Universitarios (SITU), pero sólo un día para intentar revocarla, denunció su secretario general José Miguel Rodríguez Reyes.

El miércoles, el SITU recibió el documento oficial que lo avala como el segundo sindicato al interior de la Universidad de Colima. Lo anterior, al haber comprobado un total de 22 afiliados de los veinte requeridos por la ley, además de haber integrado el Comité Ejecutivo Central.

Sin embargo, la mañana de ayer, dos representantes de la JLCA acudieron al domicilio legal del nuevo Sindicato -situado en el centro de la capital- para intentar hacer un recuento de los agremiados, un hecho calificado como ilegal por Rodríguez Reyes.

“Hemos sido testigos hoy de cómo se pretendía ejercer un acto ilegal imponiéndonos un recuento que no estipula ninguna ley (…) no tiene ninguna injerencia la Junta en tanto que no nos podía preguntar lo que ya dijimos”, señaló.

Abundó que esta acción es un “intento de desmenuzar el SITU y comprometer su registro”, luego de que las autoridades universitarias retiraron las horas de clase a cuatro de sus miembros durante el semestre en curso. Consideró que se trata de una persecución “grotesca y descarada” de la patronal en un intento para hacerlos perder el registro.

Informó que interpusieron un amparo para que la acción que pretende instrumentar la JLCA sea anulada porque se trata de “procedimientos que ya se acreditaron hace 60 días (pero) se esperaron al último día para buscar esa pequeña argucia para retrasarlo (el registro) más”.

Entre los afectados está Pedro Vidrio Pulido, profesor por horas de la Facultad de Ingeniería Eléctrica y Mecánica y secretario general suplente del SITU, quien -aunque no está propiamente despedido- dejará de percibir un salario durante seis meses debido a que la autoridad universitaria le retiró la totalidad de las materias.

“Hemos sido testigos de atropellos de todo tipo, aún cuando existía la promesa (del rector José Eduardo Hernández Nava) de que no iba haber represalias”, indicó. Lamentó que aunque la Universidad argumente el supuesto incumplimiento del reglamento por parte de los profesores, el verdadero motivo es el haber participado en la huelga de hambre que exigía transparencia en el Fosap.

Por otro lado, Rodríguez Reyes informó que comenzará una campaña de afiliación donde espera alcanzar 300 agremiados en tan sólo una semana.

Sobre el supuesto riesgo de perder los derechos sindicales por pasar del SUTUC al SITU como lo señaló Luis Zamorano, Miguel Rodríguez dijo que “demuestra una ignorancia risible de la ley o una voluntad malévola de asustar, cuando sabemos que la ley no es así”.

 

 

Comentarios