Fundan en la UdeC el Sindicato Independiente de Trabajadores Universitarios

1228

La Universidad de Colima tendrá un nuevo sindicato. Se trata del Sindicato Independiente de Trabajadores Universitarios (SITU), el cual busca “paliar” su estado actual de “vulnerabilidad laboral” ante el problema surgido en el Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad de Colima (SUTUC).

José Miguel Rodríguez Reyes, secretario general del SITU y ex huelguista de hambre, emitió un pronunciamiento donde explicó que “estamos de acuerdo con los principios y estatutos del SUTUC (pero) hemos sido testigos de cómo estos han sido violados”.

Para el también profesor investigador de la Facultad de Lenguas Extranjeras (Flex), lo anterior se reflejó con  la remoción de Leonardo César Gutiérrez Chávez como líder del SUTUC y con “la imposición de un líder a modo de la autoridad patronal”, en referencia a Luis Enrique Zamorano Manriquez.

Rodríguez Reyes aseguró que Zamorano Manriquez se ha negado a “ejercer el derecho legítimo a la huelga” debido a la falta de transparencia en el Fondo Social de Apoyo al Pensionado (Fosap). Asimismo, manifestó que los sindicalizados que apoyan a Gutiérrez Chávez han sido víctimas de “persecución y hostigamiento laboral”.

El líder de SITU añadió que tiene la certidumbre “que la autoridad federal terminará por desconocer a Luis Enrique Zamorano, sin embargo, sabemos que los procesos jurídicos pueden tomar meses o años (y) mientras esto sucede, estamos indefensos ante los abusos de la autoridad patronal”.

Por tal razón, consideró necesario promover el respeto de los derechos laborales y sindicales a través de un nuevo sindicato que sea “congruente con la legítima defensa de nuestros intereses”.

En ese sentido, refirió que favorecerán el diálogo, la negociación colectiva, el compromiso con el bien social, la búsqueda de mejores condiciones, la defensa del Contrato Colectivo del Trabajo, la promoción de la cultura de la legalidad, la solidaridad, entre otros aspectos.

Afirmó que la fundación de este sindicato alterno está respaldado por la Declaración Universal de los Derechos Humanos, por lo que esta mañana acudieron a la Junta Local de Conciliación y Arbitraje para registrar al SITU y posteriormente recibir la toma de nota.

jose miguel rodriguez
José Miguel Rodríguez Reyes, quien el mes pasado se mantuvo 30 días en huelga de hambre exigiendo transparencia en el Fosap, es el secretario general del Sindicato Independiente de Trabajadores Universitarios (SITU).

 

A continuación, el pronunciamiento completo:

A los universitarios, autoridades, y a la opinión pública:

Hoy, hemos presentado ante la autoridad competente la solicitud de registro de un sindicato que hemos constituido y que se llamará “Sindicato Independiente de Trabajadores Universitarios” (SITU) de conformidad al acuerdo que consta en el acta constitutiva realizada el 21 de junio del dos mil catorce. El SITU se conforma por un grupo de universitarios de mente libre, con convicciones democráticas y la determinación de ejercer y hacer valer plenamente nuestros derechos humanos, constitucionales y laborales, lo cual consideramos no es posible por la vía de la representación actual del SUTUC, dadas los siguientes hechos y consideraciones:

  1. Aunque estamos de acuerdo con los principios y estatutos del SUTUC, hemos sido testigos de su violación sistemática, en especial con la remoción de un líder sindical legítimamente electo y la imposición de un líder “a modo”.
  2. La actual directiva del SUTUC, encabezada por Luis Enrique Zamorano Manríquez, no representa los intereses de los trabajadores universitarios, ni se podría siquiera decir que corresponde con la definición del artículo 356 de la Ley Federal del Trabajo, ya que éste ni estudia nuestros intereses, ni busca su mejora, ni mucho menos lo defiende. Lo anterior no es una acusación aventurada, si pensamos en:

a)      sus falsas declaraciones de que “no hay nada ya que resolver” en relación a las 35 violaciones al contrato colectivo de trabajo, insultando a la base quienes las tenemos que sufrir día con día; esto sólo para evadir la acción ante el dictamen federal que legitima nuestro derecho a huelga generalizada

b)      el carpetazo al tema del FOSAP que preocupa a todos los universitarios, aun cuando no lo expresen abiertamente por miedo a la represión

c)      el aumento a la edad cronológica (65 años) y antigüedad (35 años),  para poder recibir la pensión del FOSAP, sin consultar a la base

d)      su intervención (activamente o por omisión) para revertir o anular los procesos jurídicos iniciados por el líder depuesto Leonardo César Gutiérrez Chávez, removiéndole a la autoridad patronal los obstáculos a que se enfrentaba y permitiéndoles seguir evadiendo la acción penal

e)      su negación a ejercer el derecho legítimo de los universitarios a la huelga, existiendo actas delegacionales que en su gran mayoría apoyan la moción

f)       su renuencia a presentar argumentos, poner por escrito sus argumentos, presentar pruebas o documentos que avalen sus declaraciones, explicar sus posturas, responder preguntas, debatir los asuntos que preocupan a los universitarios

g)      su desprecio sistemático a la opinión de la base en sus decisiones.

h)      su falta de legitimidad, su miedo a eventos públicos y su ausencia ya imposible de ocultar de un número importante de delegaciones y centros de trabajo.

i)        su “necesidad” de escolta proporcionada por la rectoría, y el apoyo logístico que recibe de los directivos[1] para presentarse en los pocos eventos que ha presidido, y que han fracasado.

j)        su participación injustificada en eventos oficiales de la rectoría, en la que es notoria la necesidad de rectoría de apuntalar su débil personalidad

k)      la persecución y hostigamiento laboral a trabajadores universitarios por declararse en rebeldía ante la imposición.

l)        la falta de claridad con respecto a la situación de los delegados sindicales y miembros del Comité Ejecutivo Central democráticamente electos, pero desconocidos por la actual dirigencia.

  1. En un principio, hubiéramos esperado que se consultara a la base del SUTUC, que se restableciera la normalidad democrática y que se tuviera certidumbre en cuanto a la personalidad y legitimidad e nuestros representantes. Sin embargo, a dos meses, no se ha convocado a reunión para elegir, ratificar o legitimar la representación en las distintas delegaciones, mientras que los delegados afines a él son reconocidos (siendo que algunos ya habían sido inhabilitados) y los adversos son desconocidos sin mediar proceso conforme a los estatutos. Los miembros del Comité Ejecutivo Central que no participaron del ilegal acto de remoción ya no son considerados parte del comité sin mediar procedimiento alguno. Y para colmo, no se ha convocado a un Consejo General, ni se ha consultado en ningún momento a la base para legitimar la actual directiva.
  2. Tenemos la certidumbre de que la autoridad federal competente terminará por desconocer a Luis enrique Zamorano. Sin embargo, sabemos que los procesos jurídicos pueden tomar meses o años. Mientras esto sucede,  estamos indefensos ante los abusos de la autoridad patronal y somos testigos de más regresiones en las luchas sindicales.
  3. No estamos dispuestos a quedarnos cruzados de brazos mientras observamos cómo Luis Enrique Zamorano hace todo, excepto defender nuestros derechos: revierte procesos legales, retrasa o destruye logros de luchas sindicales que han tomado años y debilita la institución sindical, reinstalando prácticas corporativistas a la usanza del priismo de antaño.
  4. Somos trabajadores universitarios, tanto académicos como administrativos que creemos en la democracia y el estado de derecho. Nos damos cuenta que es necesario participar activamente para promover el respeto a nuestros derechos laborales y sindicales. En vista de la perpetuación del litigio legal que enfrenta el Comité Ejecutivo Central legítimo representado por Leonardo César Gutiérrez Chávez por su restauración, consideramos que es necesario emprender acciones alternativas para recuperar nuestro derecho a la representación legal ante las autoridades competentes que actualmente nos es negado.
  5. Lo anterior será posible a través de un sindicato nuevo, cuyos principios reflejen nuestras convicciones, cuyas acciones sean congruentes con la legítima defensa de nuestros intereses, y que además esté al día con las disposiciones legales y expectativas sociales sobre democracia sindical, entre otros asuntos. Este derecho está garantizado por la Declaración  Universal de los Derechos Humanos, promovida y ratificada por el Estado Mexicano e incluido en el artículo 123 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y expresado en los artículos 356, 357 y 358 de la Ley Federal del Trabajo que cito a continuación.
  • Artículo 356.- Sindicato es la asociación de trabajadores o patrones, constituida para el estudio, mejoramiento y defensa de sus respectivos intereses.
  • Artículo 357.- Los trabajadores y los patrones tienen el derecho de constituir sindicatos, sin necesidad de autorización previa.  Cualquier injerencia indebida será sancionada en los términos que disponga la Ley.
  • Artículo 358.- A nadie se puede obligar a formar parte de un sindicado o a no formar parte de él. Cualquier estipulación que establezca multa convencional en caso de separación del sindicato o que desvirtúe de algún modo la disposición contenida en el párrafo anterior, se tendrá por no puesta.

En vista de los argumentos y hechos enlistados, hemos decidido fundar el Sindicato Independiente de Trabajadores Universitarios (SITU) a fin de paliar nuestro actual estado de vulnerabilidad laboral. Es pertinente listar algunos de nuestros principios y funciones primordiales, aunque no de manera exhaustiva ni restrictiva[2]:

a)      La representación, defensa y promoción de los intereses profesionales, laborales y sindicales de carácter general o particular de los afiliados.

b)      Una disposición abierta y franca al diálogo entre las partes interesadas, favoreciendo la negociación por sobre la confrontación.

c)      La negociación colectiva, el planteamiento de conflictos colectivos de trabajo, el diálogo social y la participación institucional en los organismos públicos de las administraciones laborales.

d)      La defensa del derecho a la representación gremial de los universitarios sus legítimas armas de lucha como la movilización, la denuncia y la huelga.

e)      la preservación y promoción de valores universitarios y compromiso con el bien social

f)       La búsqueda constante de mejores condiciones para los trabajadores universitarios

g)      La defensa del Contrato Colectivo de Trabajo de trabajo en su versión firmada hasta 2013.

h)      La promoción de una cultura de legalidad, con estricto apego a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ahí emanan, así como diversos tratados internacionales suscritos por nuestro país, como la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

i)        La vinculación con instituciones y organizaciones en pro de la  defensa y promoción de las justas reivindicaciones laborales.

j)        La solidaridad y unidad de acción de todos los integrantes que prestan sus servicios en la Universidad de Colima, en todas las situaciones que afecten al interés general de los afiliados.

Creemos firmemente en la democracia sindical. La inclusión de más trabajadores universitarios nos fortalecerá en nuestra capacidad al tiempo que enriquecerá la calidad, cantidad y variedad de perspectivas, contextos e ideas y dará mayor claridad, certidumbre y contundencia a nuestras acciones. Tanto los estatutos, como los principios que rigen al sindicato, estarán sujetos al escrutinio de sus miembros, por lo que no se deben de considerar definitivos sino transitorios. La democracia sindical implica también que los integrantes del Comité Ejecutivo tienen una función que cumplir y que la base tendrá siempre la autoridad para cuestionar nuestros actos, exigir que cumplamos y remplazarnos de ser necesario. Se entiende que la conformación del Comité Ejecutivo Central fundador es también transitorio y habrá de ser extendido con la inclusión de más carteras al tiempo que nuestra base se hace más amplia. El SITU se crea, pues como la semilla para lograr un sindicato que nos represente dignamente y cumpla cabalmente las funciones con la participación abierta y democrática de sus miembros.

 

Colima, Colima, a 27 de junio de 2014

 

José Miguel Rodríguez Reyes

Profesor e Investigador de Tiempo Completo, Universidad de Colima.

Secretario General del SITU

—————

[1] cosa que nunca se había visto en la historia del SUTUC

[2] Nuestros principios, objetivos, políticas y convicciones se reflejan en los artículos del estatuto del SITU que ahora fundamos, y están disponibles para su consulta por parte de universitarios o ciudadanos que se interesen.

 

 

Comentarios