Desisten dos universitarios huelga de hambre por complicación de salud; directivo universitario se burló

879

A 34 días de la huelga de hambre, dos de los académicos de la Universidad de Colima en protesta sufrieron consecuencias y desistieron. El viernes, José Miguel Rodríguez Reyes perdió el conocimiento durante cinco horas, mientras que Javier Herrera Báez fue hospitalizado la noche del sábado en una clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

El viernes a las 6 de la tarde, Rodríguez Reyes, profesor investigador de la Facultad de Lenguas Extranjeras, se retiró del campamento -situado en el jardín Libertad- pero sin rumbo claro. Cinco horas después fue encontrado muy cerca del plantón por un par de ciudadanas que apoyan la huelga de hambre.

“Mis recuerdos son vagos y en formato snapshot, además de poco confiables. Tengo por cierto que iba rumbo a “mi casa”, pero no era esta donde vivo ahora. No sé dónde estuve, con quien estuve, ni cuánto tiempo transcurrió. Perdí noción de tiempo, lugar y eventos”, explicó el académico en su cuenta personal de Facebook.

Aunque inicialmente se negaba a dejar la huelga de hambre, esta tarde su esposa Alexandra Evrard anunció el retiro de su cónyuge para que se regularice su estado de salud. Esta noche, José Miguel Rodríguez se presentó al campamento y se informó que su recuperación es satisfactoria.

Por otra parte, Javier Herrera, profesor investigador de la Facultad de Ingeniería Mecánica y Eléctrica, también presentó confusión por la falta de glucosa. Fue atendido por paramédicos de la Cruz Roja pero llevado a la Clínica 1 del IMSS.

Los huelguistas han puesto en duda la ética profesional de la Cruz Roja, toda vez que uno de sus paramédicos -Israel Vargas Reyes- informó a Ecos de la Costa el estado de salud de los universitarios sin su permiso.

A la clínica arribó Gerardo Hernández Chacón, director de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales y defensor del rector José Eduardo Hernández Nava, quien -a decir de la académica Leticia Villarreal Caballero- tomó fotografías a Javier Herrera en la camilla y se burló de él.

“Empezó a burlarse, dijo ‘ay pobrecito, míralo’ (…) esa es una actitud realmente asquerosa por parte de un funcionario de la Universidad de Colima. Me siento muy enojada, muy molesta porque eso es una violencia que solamente personas que están defendiendo la causa del rector pueden poner”, manifestó.

Este 2 de junio se cumplieron 34 días del ayuno que iniciaron ocho académicos. El 6 de mayo, Carlos Lezama Cervantes dejó la protesta por complicaciones en su salud. Los universitarios que continúan en la huelga de hambre son: Leonardo César Gutiérrez Chávez, José de Jesús Lara Chávez, Pedro Vidrio Pulido, Herminio López Ramírez y J. Jesús Ponce Ochoa.

El 30 de mayo, dos representantes de los huelguistas fueron atendidos por la delegación de la Secretaría de Gobernación (Segob), la cual actuará como mediadora para propiciar un diálogo entre ellos y la Universidad de Colima.

Los manifestantes reclaman la transparencia en el Fondo Social de Apoyo al Pensionado (Fosap) que la casa de estudios maneja de manera unilateral, además de que acusan al rector y al gobernador de intervenir en la destitución de Leonardo Gutiérrez como líder sindical en marzo pasado.

 

Comentarios

Powered by Facebook Comments