Corridas de toros = Delito

1207

Las corridas formales han sido objeto de una inmensa cantidad de críticas en los últimos años, el desarrollo de la inteligencia humana nos ha llevado a concretizar que la tortura y el maltrato animal debe ser sancionado, por lo que incluso se han creado leyes para la protección de los animales, pero, ¿Conocemos dichas leyes?.

Año tras año lo toros siguen siendo víctimas de dolor y crueldad, justificado como “Cultura”, pero la evolución del ser humano nos ha llevado a comprender que la tortura jamás podrá ser cultura y que el sadismo jamás podrá ser arte.

Además ¿Cuál cultura o tradición mexicana?, si los en las civilizaciones mexicanas ni siquiera conocían estos animales, estas “tradiciones” fueron inyectadas a los mexicanos por los españoles, por lo cual ni siquiera la podemos o debemos considerarlas nuestras.

Lo lamentable es que aún existen bastantes personas que siguen disfrutando del dolor causado a otro ser vivo, de la crueldad, de la tortura y de la violencia.

Los feminicidios, Infanticidios y Homicidios no son del todo por la falta de seguridad social que debería ofrecer el gobierno, sino en gran medida de la falta de razón que existe en las personas, ya que no hay mucha diferencia entre tortura y asesinar a un humano que a un animal, e inclusive la ola de violencia mostrada en estos “espectáculos” pervierte la mente y la vuelve propensa a no distinguir entre especies.

La violencia, tortura y dolor siempre lo serán, sin importar a que especie se le aplique, ya sea a la humana o a la animal.

¿Qué podemos hacer ante esto?
Organizarnos para defenderlos.

¿Existen medios legales para realizar alguna acción a favor de los animales?
En Colima existe la Ley de Protección a los Animales del estado de Colima, publicada el 31 de Agosto del 2011, por medio del decreto No. 362.

Dicha ley, en su artículo 8 fracciones II y III, nos obliga a todos los ciudadanos colimenses a proteger a los animales, por medio de una denuncia ante las autoridades correspondientes, mismas que pueden ser en primera instancia los ayuntamientos.

En el artículo 27 estipula que queda estrictamente prohibido cualquier acto de crueldad.

En la Fracción V del artículo 29 expresa que en materia de sacrificio humanitario queda prohibido el sadismo a cualquier acción que cause sufrimiento o tortura al animal, y en su fracción VI expresa que queda prohibido sacrificar animales en presencia de personas menores de edad.

De igual manera el artículo 38 aclara que todos los colimenses debemos darle un trato digno y respetuoso a todos los animales.

De lo anterior podemos tener un fundamento legal concreto para comenzar a denunciar la tortura animal y el sadismo organizado en contra de los animales.

Hagamos algo por ellos, y seguro se nos redituará al convertirnos en una sociedad más consciente.

—–

* Estudiante del 6to semestre de la Licenciatura en Derecho de la Universidad de Colima

Comentarios

Powered by Facebook Comments