Dos agredidos en cacerolazo contra mina de Zacualpan

880

Dos ciudadanos fueron agredidos esta tarde por abogados de la delegación en Colima de la Procuraduría Agraria encabezada por María Elena Díaz Rivera tras la marcha con cazuelas que realizaron habitantes de Zacualpan.

“Nos venimos a presentar aquí (en la delegación) a hacer una manifestación pacífica, llegaron algunos abogados de la Procuraduría Agraria, y agredieron a nuestros compañeros, golpearon a dos compañeros nuestros”, dijo Esperanza Salazar Zenil, integrante de la organización ambientalista Bios Iguana.

Según versión de los afectados, uno de ellos recibió un empujón y un codazo por los empleados federales, mientras que el otro recibió un golpe en la espalda. Asimismo, afirman que intentaron agredir a Vanessa, una de las integrantes de la organización.

Alrededor de las 10 de la mañana, aproximadamente treinta habitantes de Zacualpan -acompañados por Bios Iguana- se manifestaron a charolazos en Palacio de Gobierno exigiendo una audiencia con el gobernador Mario Anguiano Moreno.

Ahí les informaron que tras la denuncia en la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), se les solicitó información a diversas dependencias del gobierno estatal para comunicar cualquier cosa relacionada con la posible instalación de una mina en Zacualpan. Asimismo, les indicaron que es posible tener una cita con el gobernador la próxima semana.

Posteriormente, marcharon a las oficinas de la Procuraduría Agraria donde fueron recibidos por la delegada Díaz Rivera. Sin embargo, pobladores se negaron a dialogar y, por el contrario, le exigieron su renuncia.

“Desgraciadamente no vienen comuneros, no tienen voz y voto ustedes, son gente ajena a la comunidad de Zacualpan, solamente Epitacia (Zamora Teodoro). Lamento mucho su situación” dijo la funcionaria federal para luego dirigirse a la prensa.

“La gente tiene otros intereses que no benefician a la comunidad, jamás van a ver lastimados los intereses de ningún comunero. Mi actuar ha sido de respeto, ha sido honesta, es de ayuda a la comunidad, pero traen gente de Michoacán, ajena a la comunidad. Yo con todo respeto quise darles atención pero no quieren”, indicó para luego regresar a su oficina.

Por su parte, para Epitacia Zamora Verduzco, comunera de Zacualpan, la delegada “no respeta leyes” y por el contrario “llega a manipular en las asambleas y eso ya no vamos a permitirlo”. También advirtió de una complicidad entre Díaz Rivera y Carlos Guzmán Teodoro, presidente del Comisariado de Bienes Comunales.

“Y tan de acuerdo está con el señor de Bienes Comunales que está ahí adentro con otros comuneros, porque están aliados con ellos para intimidar a la gente”, aseveró.

Por otro lado, en respuesta a las acusaciones de Díaz Rivera, Esperanza Salazar comentó: “(La delegada) ha estado insistiendo que hay grupos de Michoacán que están dentro de las asambleas, no hay organización de autodefensas, eso es totalmente falso, es un rumor y una aseveración que ella está haciendo, está violentando a la comunidad, eso está provocando la violencia cada vez mayor en la comunidad”.

Lamentó que ninguna de las actas correspondientes a las cuatro asambleas pasadas se hayan plasmado debidamente en el Registro Agrario Nacional (RAN) porque “están esperando que digan sí a la mina para que puedan ir al RAN”.

Comentarios