¿Cuánto costaron otras esculturas de Colima?

2480

El Estado de Colima cuenta con al menos 234 esculturas, según el Catálogo de Escultura Pública de la Secretaría de Cultura. Sin embargo, existen muchas que aún no han sido añadidas al inventario como el caso de “La Cabalgata” de Villa de Álvarez.

Tras el escándalo suscitado por el pago de dos millones 900 mil pesos en esta escultura de bronce alusiva a los festejos charrotaurinos del municipio, a continuación te mostramos cuáles son algunas de las esculturas recientes en el estado, cómo llegaron y cuánto se pagó por ellas.

El 20 de noviembre de 2011, el gobernador Mario Anguiano Moreno y el alcalde capitalino Ignacio Peralta Sánchez inauguraron “El Charro” en la glorieta que lleva el mismo nombre. El costo total fue de 3 millones 392 mil pesos, siendo 956 mil pesos destinados a la remodelación de la glorieta y 2 millones 436 mil pesos para la elaboración de la escultura.

La pieza fue elaborada por Bernardo Luis López Artasánchez en bronce vaciado a la cera perdida y evoca la “suerte de la cola”, es decir, cuando el jinete somete al toro tomándolo del rabo.

El 11 de enero de 2010, los mandatarios del estado y de la ciudad capital aplaudieron la instalación de “Chac-Mool Rojo” del artista Xerxez Díaz. Según información oficial, esta obra de lámina de acero fue una donación del artista hacia el gobierno y fue convertida en patrimonio del estado. Está situada en la glorieta de la Calzada Galván y la calle Díaz Mirón.

El 15 de septiembre de 2010, la alcaldesa panista de Villa de Álvarez, Brenda Gutiérrez Vega instaló una réplica de la “Victoria alada”, mejor conocida como el Ángel de la Independencia, con motivo del Bicentenario de este suceso histórico.

La obra creada con fibra de vidrio pintada está situada en el cruce de las avenidas Pablo Silva García y J. Merced Cabrera. Tuvo un precio de 266 mil 800 pesos y fue comprada a Fábricas Unidas Navideñas S.A. de C.V.

 “La Figura Obscena” llegó a Colima en septiembre 2001 donada por el escultor José Luis Cuevas a petición del gobernador Fernando Moreno Peña. Fue instalada inicialmente en la glorieta del cruce entre Tercer Anillo y Camino Real y reubicada en febrero 2012 en el Complejo Administrativo.

El material principal es bronce y tiene una altura de 5 metros con un peso de 7.5 toneladas. La versión original -de menor dimensión- se exhibió en la exposición “Libertad en bronce” en Colima que se situó en el camellón de la avenida San Fernando.

Durante el gobierno de Moreno Peña también se instalaron tres esculturas más realizadas por Enrique Carbajal González “Sebastián” por encargo del mandatario.

Se trata de “El limonero, árbol de la vida” en Tecomán, “Pez Vela” en Manzanillo, y “Puerta del Camino Real” en la capital.

“El Limonero” tiene una altura de 30 metros y un peso de 90 toneladas. Fue inaugurado el 13 de agosto de 2003 y elaborado con placa de hierro soldado y esmaltado. Se desconoce la cantidad pagada por la obra, aunque tan sólo por la construcción de la plaza donde se instaló se pagó un millón 296 mil 133 pesos.

En el caso de Manzanillo, según el quinto informe de labores de Fernando Moreno, se destinaron 780 mil pesos para la “instalación de la cultura del Pez Vela”, aunque no precisa el costo de la obra.

“(Estas esculturas) permitirán, con el paso de tiempo, identificar a Colima como uno de los estados con la mejor infraestructura en el rubro”, dijo el mandatario al develar la escultura tecomense.

Según el historiador Juan Carlos Reyes Garza el motivo del impulso en las artes -entre ellas las esculturas- fue porque Moreno Peña intentaba crearse una imagen pública de político moderno y culto.

Otras esculturas con mayor tiempo de existencia son el Rey Colimán elaborada por Juan F. Olaguibel con un costo de 400 mil pesos (de aquellos pesos) en el año de 1955. Dos años Jorge Chávez Carrillo elaboró el monumento al General Manuel Álvarez con un precio de 80 mil pesos.

 

Comentarios

Powered by Facebook Comments