Acuerdo por Michoacán desata más violencia

410

El Acuerdo por Michoacán firmado ayer por el gobierno federal y el gobierno de Michoacán ha desatado más enfrentamientos entre el Ejército y los grupos de autodefensa comunitaria.

Según informó la página en Facebook Valor por Michoacán SDR, en el poblado de Antúnez (en Parácuaro) el Ejército disparó contra un civil desarmado dejándolo muerto en el suelo.

Estanislao Beltrán, vocero de las autodefensas de esa entidad, informó esta mañana en Noticias MVS con Carmen Aristegui que los soldados “rafaguearon” a la multitud, dejando cuatro personas muertas, incluida una niña de 11 años de edad.

Asimismo, el diario Reforma reportó el enfrentamiento de los militares con los autodefensas  en la región de Apatzingán, buscando desarmarlos como lo indica el acuerdo.

Los primeros reportes indican que el desarme inició en los municipios de Parácuaro y Múgica (Nueva Italia).

“Nosotros lo que hacemos es defender a nuestra familia, nuestro problema. El gobierno no se ha preocupado durante doce años por la seguridad”, agregó Beltrán.

Enfatizó que los autodefensas no entregarán las armas. “El pueblo no confía en el gobierno (…) hay sectores del gobierno que están coludidos con el crimen organizado, el gobierno estatal están coludidos todos porque jamás ha dado una declaración en el que manifieste que el problema de Michoacán son Los Caballeros Templarios”.

Añadió que se desarmarán cuando el gobierno capture a las siete “cabezas” del narcotráfico y “limpien” a los 113 municipios michoacanos del crimen organizado.

El Acuerdo para el Apoyo Federal para la Seguridad de Michoacán –firmado por el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y el gobernador Fausto Vallejo- establece que la autoridad federal se encargará de la protección de los habitantes y ordena a los grupos de autodefensa a “que regresen a sus lugares de origen y se reincorporen a sus actividades cotidianas”.

En ese sentido, Osorio Chong aseveró que no habrá tolerancia en la portación de armas por parte de los grupos de autodefensa, por lo que se aplicará la ley de manera “rigurosa e indiscriminada”.

Por su parte, el mandatario michoacano trasladará su gobierno a Apatzingán para impedir que se continúen cometiendo “fechorías de manera impune, abierta y descarada”.

Desde el pasado 4 de enero, la entidad ha registrado una ola de enfrentamientos entre Los Caballeros Templarios y los grupos de autodefensa, quienes buscan expandirse a diversas poblaciones michoacanas para liberarlas del poder de grupos relacionados al narcotráfico.

Comentarios