Histórica, la ‘toma’ del Congreso: Morena

1845

Para Vladimir Parra Barragán, dirigente estatal del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), la ‘toma’ del Congreso de Colima que realizaron durante 24 horas para impedir la aprobación de la reforma energética es “histórica” porque obligó a los diputados a sesionar “escondidos”.

Minutos antes de levantar el plantón que mantuvieron en la sede del legislativo, Parra Barragán consideró que los diputados no quisieron sesionar en el pleno “porque saben que están entregando la nación y saben que no están votando por una conciencia propia; están votando por consigna, los compraron”.

Lamentó que los diputados de mayoría –principalmente del PRI- se hayan negado al diálogo y la realización de foros ciudadanos sobre la reforma energética, y en su lugar hayan optado por sesionar en la Sala de Juntas, situada justo a espaldas de la tribuna.

En ese sentido, calificó de “traidores” a los aproximadamente 50 priistas, encabezados por su dirigente estatal Francisco Ánzar, que acudieron a contrarrestar la manifestación de Morena.

“Aquí están los traidores, los que abandonaron el nacionalismo revolucionario, los que abandonaron todo tipo de soberanía y autodeterminación”, señaló Parra Barragán.

“(La toma del Congreso) es un precedente histórico. Aquí estamos sentando las bases para un México digno, justo y libre. Declaramos que hemos cumplido con nuestro objetivo al no permitir el albazo se hiciera en la máxima casa del pueblo”, agregó.

Aproximadamente medio centenar de ciudadanos y militantes de Morena tomaron desde el martes 17 de diciembre a las 11 de la mañana el Congreso del Estado, el cual fue cedido un día después a los citricultores, quienes también fueron a manifestarse con motivo del primer informe del gobernador Mario Anguiano Moreno.

Después de la media noche del martes, al menos una decena de elementos de la policía estatal uniformados y de civil,  de la Procuraduría de Justicia y del C4, acudieron a inspeccionar y vigilar el plantón. Este hecho fue reprobado por Parra Barragán quien acusó al gobierno estatal de ejercer una política “autoritaria” y “antidemocrática”.

La discusión de la reforma energética inició aproximadamente a las 9:30 de la mañana y tuvo una duración de 2 horas. Mientras tanto en el pleno del Congreso, miembros de Morena expresaban su desaprobación a la misma. Cabe resaltar que durante toda la mañana, personal del palacio legislativo mantuvo música ambiental a un alto volumen para aminorar las expresiones de los inconformes.

La reforma energética fue aprobada unos 20 minutos después de que Morena levantó el plantón. La votación fue de 19 a favor, 3 en contra y 2 abstenciones.

 

Comentarios