25 años del huracán ‘Gilberto’ en Yucatán

1010

Ha transcurrido un cuarto de siglo y no se disipa el recuerdo de la destrucción que provocó este fenómeno meteorológico, que brindó la ocasión para que la rapiña de unos miserables afilara sus armas.

Fue el caso de Abraham Jorge Musi, entonces secretario de Hacienda del Gobierno de Yucatán, que acabó en la cárcel por desviar en beneficio propio los recursos que miles de mexicanos habían remitido en apoyo de los damnificados.

Asimismo, Ricardo Dájer Nahum, entonces dirigente de la Cámara de Comercio de Mérida, fue acusado de acaparar toneladas de huevo enviadas por productores de Puebla: aunque resultó absuelto, sus explicaciones no resultaron convincentes para cualquiera que conozca mínimamente cómo funciona en México la administración de justicia. No mucho después, Dájer Nahum fue designado secretario de Desarrollo Industrial y Comercial del gobierno del Estado en la administración de Víctor Cervera Pacheco: todo un reconocimiento de una meritoria trayectoria.

Son datos para no olvidar… por si se repite un huracán. Y ‘Manuel’ e ‘Ingrid’ ya se han encargado en los últimos días de sembrar la alerta.

Lo más divertido del caso es el tono digno y ejemplar de unas declaraciones de Dájer en el contexto de un escándalo posterior en la Administración Portuaria Integral de Progreso. No tienen desperdicio:

“Sobre el tema, el empresario Ricardo Dájer Nahum, quien como Secretario de Desarrollo Industrial y Comercial en el segundo mandato del gobernador Víctor Cervera Pacheco trabajó junto con éste para impulsar la modernización y ampliación del puerto de altura, exhortó al sector empresarial a oponerse a cualquier acto de corrupción que afecte la operación de esa infraestructura, y afirmó que los malos manejos en la API de Progreso deberían ser denunciados ante la Secretaría de la Función Pública”.

Fuente original: http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=1&idTitulo=118386

 

Comentarios