Defiende secretario intervención de la FEC en renovación de Consejo Universitario

316
Integrantes de la Federación de Estudiantes Colimenses asistieron a la elección de consejeros de la Facultad de Psicología. De izquierda a derecha, Joel Nino, Rogelio Pinto y Héctor Magaña.

La presencia de integrantes de la Federación de Estudiantes Colimenses en la selección de más de 170 consejeros estudiantiles no son un mecanismo de presión ni está prohibido por el reglamento del Consejo Universitario, declaró Christian Torres, Secretario General de la Universidad de Colima.

“La Federación de Estudiantes Colimenses es la instancia formal que reconoce la Universidad de Colima, que organiza y representa a los estudiantes, en ese sentido, la participación de ellos no está impedida”, aseguró el funcionario universitario.

Durante las últimas dos semanas, la Universidad de Colima renovó cerca del 70% del Consejo Universitario que se traduce en la elección de 277 profesores y 173 alumnos propietarios y suplentes del máximo órgano de representación de la casa de estudios.

Aunque la presencia de la FEC en los auditorios de los planteles al momento de la elección ha causado inconformidad en algunos estudiantes, Torres dijo entender que “haya gente que no le parezca, que se inconforme, pero no se está haciendo nada prohibido”.

Agregó que la FEC tiene “absolutamente todo el derecho de participar en este proceso” pues en algunos planteles tanto la federación como el director trabajan en el cabildeo para saber quién pudiera ser el candidato a consejero.

Calificó de tranquilas las sesiones de las asambleas donde hubo “reflexión, debate, algunas preguntas, algunos cuestionamientos pero ningún incidente”.

Sobre la falta de convocatoria denunciada por varios estudiantes, el secretario señaló que “lo que sucede no es que no se haya convocado (sino) siempre hay una circunstancia que no le es favorable a un grupo de estudiantes”. Comentó que la rectoría hace la convocatoria días antes de la asamblea por lo que cada dirección establece el mecanismo para comunicar a sus alumnos y profesores.

“Decir que no se les convocó no sería lo correcto pues se convocó en todos lados (…) habría que ser muy cuidadosos con el tema (…) precisamente para no generar un reclamo o no fuimos avisados”, explicó Torres. Así mismo, aseguró que en algunos casos es imposible la asistencia de la matrícula completa pues en algunos bachilleratos es superior a mil alumnos, por lo que existen representantes de cada grupo para desahogar la reunión.

Finalmente, sobre las acusaciones de “imposición” de estudiantes consejeros por parte de la FEC, el funcionario universitario manifestó que habría que comprobarlo pues en todos lados hay una votación, “el que quiera participar, se inscribe y el que tiene la mayor cantidad de votos gana, así de sencillo.”

“A nadie se le coarta o se le presiona para que diga “tiene que ser fulano de tal” (…) habría que ser los juicios con más elementos, más objetivos, y nadie podrá decir, ni documentar que alguien impuso a un consejero”, finalizó.

Esta tarde, los 450 nuevos consejeros tomarán protesta en la sesión de Consejo Universitario donde además se elegirá al Comité de Glosa que elaborará el dictamen del informe de labores del rector.

 

Comentarios