Negligencia médica…

432

Inservible área de Urgencias en IMSS

  • Muere una estudiante de 23 años de edad
CON INFORMACIÓN DE COLIMANOTICIAS.COM
Parece que los doctores y el director de Urgencias del IMSS Colima, Arnoldo Muñiz,  no entienden la palabra “urgencia”, incluso le encanta presumir su poca ética (si es que la conocen) a los derechohabientes que llegan a la sala de urgencias.
En menos de una semana se presentaron dos casos de negligencia médica en el IMSS Colima.
1. Matilde Quintero Ochoa de 23 años de edad, estudiante del 6to semestre de Administración en el Tecnológico de Colima llegó desde en la noche del domingo 31 (23:45) a la sala de Urgencias del IMSS por una notable enfermedad que atacaba su organismo. Doctores aplicaron el “cura todo” Parecetamol. Horas después regresó la joven con síntomas más fuertes, ella fue inyectada por una dosis de Vitamina K. Doctores se percataron que se trataba de dengue hemorrágico pero lo ignoraron. Horas después (12:15 hrs / NOV 1) , con el estado de salud demasiado grave y plaquetas muy bajas; para evitar problemas graves deciden trasladarla a otra clínica en Guadalajara. Matilde muere el lunes 1 de noviembre a las 6 de la tarde, aunque la versión oficial del IMSS señala que murió el 2 de noviembre.

2. Un hombre llevó su hija de 5 años de edad con 39.5 grados de temperatura a la clínica 19 del Seguro Social la noche del miércoles 3 de noviembre. Veinte minutos después, sin medicamento alguno, son enviados a la clínica 1. Fue atendido por una doctora (quien no quiso dar su nombre) quien ordenó un análisis de orina y que tardaría hora y media para los resultados. Con 39 grados de temperatura, el padre exigió que se le aplicara un medicamento. Minutos después, la enfemera inyectó a la niña sin la menor sensibilidad, misma que lastimó a la menor. Pasaron 45 minutos, el medicamento no surtía efecto.  El padre exige a la doctora atención con la niña, sin embargo, se niega pues dice estar ocupada platicando con las enfermeras. Minutos después, la doctora le grita al señor “¡¡pues báñela!!” (para que se le baje la fiebre alta). El señor acudió con el director de urgencias, ARNOLDO MUÑIZ, quien tampoco quiso darle el nombre de la doctora y no hizo nada por atender a la niña. Arnoldo Muñiz, dijo que ninguna queja procedería en su contra pues es muy amigo del delegado del IMSS. El padre de la menor prefirió llevar a su hija con el médico particular Jorge Carbajal quien pronto la atendió  y diagnosticó infección gastrointestinal en ella.
El señor dice que exigirá la destitución del DIRECTOR DE URGENCIAS DEL IMSS: ARNOLDO MUÑIZ y de la DOCTORA (complexión delgada, morena clara, alta y ojos de color verde) que no quiso dar su nombre.
Lamentablemente, ellos no son los primeros, ni los únicos ni los últimos.
POR DIGNIDAD, VERGÜENZA Y ÉTICA:
ARNOLDO MUÑIZ: ¡¡RENUNCIA!!


Comentarios